Naranjos repletos

Naranjos cargados de naranjas en la avenida Doctor Marañón./
Naranjos cargados de naranjas en la avenida Doctor Marañón.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los naranjos aparecen estos días cargados de naranjas por lo que se hace necesaria su poda. Una cuestión en la que repara Eduardo García, un vecino de la calle Doctor Marañón que dice que este año se está retrasando en aquella zona la aparición de cuadrillas de hombres podando los naranjos. Según indica este vecino, los árboles en Martiricos están muy cargados de frutos y están dando más de un susto al caer las naranjas al suelo y propiciar más de un resbalón de las personas que transitan por las calles. El Ayuntamiento ya ha iniciado la poda y recogida de naranjas de los árboles en algunos sectores de la ciudad, y según el director del Área de Parques y Jardines Javier Gutiérrez del Álamo, esta próxima semana le tocará el turno a esa zona de Martiricos, tal y como ha planificado la empresa contratada para realizar esta tarea. Según el responsable municipal, este año los naranjos han madurado de forma irregular, y así mientras que en algunos sitios las naranjas están muy maduras en otros se encuentran muy verdes aún. Sobre el destino final de las naranjas, y pese a que hay quien se sorprenda al ver que naranjas tan hermosas rueden por los suelos, la realidad es que, como ya hemos contado en otras ocasiones, esas naranjas ya no interesan a nadie y la mayoría de ellas van a parar directamente al vertedero, a diferencia de los tiempos en los que los frutos de los más de seis mil naranjos existentes en la ciudad, las conocidas popularmente como ‘cachorreñas’, eran compradas por algunas empresas y se seleccionaban las mejores para enviarlas al Reino Unido, a países de Centroeuropa o a ciudades españolas como Córdoba, Sevilla o Murcia, donde las utilizaban para hacer mermeladas.

Naranjas por los suelos.
Naranjas por los suelos.

Pero su rentabilidad ha bajado tanto que los gastos de recolección son hoy en día más costosos que lo que se consigue por cada kilo de naranja retirado del árbol. Así que las naranjas que estos días se recojan no tendrán un destino productivo. Si acaso, algunas de las empresas encargadas de su recogida tratan de colocar algunas partidas antes de ir a parar al vertedero en algunas empresas para hacer compost.

Uno de los bancos.
Uno de los bancos.

Alameda de Capuchinos: instalan varios bancos a petición vecinal

El Ayuntamiento ha colocado en las últimas semanas varios bancos en la Alameda de Capuchinos. Bancos para sentarse y no para guardar dinero, como algunos puedan pensar después de la lluvia de dinero que hace unos días repartió Pepe Bellagarza, un vendedor de la Once, entre vecinos del barrio de Capuchinos, al vender 22 cupones premiados con 35.000 euros cada uno entre vecinos y clientes de un supermercado: 770.000 euros en premios en total. Lo que se han instalado en la mediación de la avenida han sido unos bancos después de que algunos vecinos lo hubieran reclamado al señalar que eran muchas las personas mayores en aquella zona que echaban en falta ese mobiliario urbano que existe en los extremos de la alameda, pero no en su zona central. Los bancos colocados servirán para que las personas mayores que acuden al mercado de Salamanca, en el Molinillo, a comprar puedan descansar y seguir su trayecto, una de las cuestiones por las que eran solicitados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos