IES Vicente Espinel: Una medalla para ganar el futuro

Clausura del curso en junio de 1961 /
Clausura del curso en junio de 1961

El centro cumple 170 años como referente de la educación pública en Málaga

FRANCISCO GUTIÉRREZ

Es una medalla que reconoce el pasado, reafirma el presente y permite afrontar el futuro con optimismo y ambición. El instituto Vicente Espinel, más conocido como Gaona, por el nombre de la calle en la que se encuentra, ha sido distinguido este año con la Medalla de Andalucía, que este martes recogió su directora, Julia del Pino, de manos de la presidenta andaluza, Susana Díaz. El año en el que el centro educativo ha cumplido 170 años de vida ha supuesto el de este máximo reconocimiento por su labor educativa a lo largo de estos años.

La directora subraya que este es un galardón a «toda la educación pública en general que pone en valor la seña de identidad irrenunciable que todas las instituciones deberían defender». La medalla de Andalucía supone un reconocimiento al pasado centenario de la institución, a un presente de compromiso con la educación pública de calidad pero también a un futuro al que la comunidad educativa mira «con ambición».

El Gaona, en palabras de su directora, representa «la memoria viva de la educación pública en Málaga» desde que se inaugurara, en 1846. Y es que este fue el primer centro de enseñanzas medias en Málaga, hasta que en 1928 se abrió el instituto de Antequera. Además, fue el único instituto de la capital hasta 1961. Por esto no es de extrañar que por su patio de estilo renacentista pasearan figuras destacadas de la cultura y la ciencia, como José Denis Belgrano, Blas Infante, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, José María Hinojosa, Victoria Kent, José Gálvez Ginachero, José Ortega y Gasset, Severo Ochoa o Pablo Picasso aunque aquí solo hizo el examen de ingreso.

Una de las placas conmemorativas que hay en su patio porticado con columnas de mármol de estilo toscano está dedicada a Severo Ochoa. El Nobel de Medicina español estudió en el Gaona entre 1915 y 1921. El historiador Víctor Heredia explica que sus notas fueron «brillantes», con siete matrículas de honor, seis sobresalientes y ningún suspenso de un total de 27 asignaturas. Y siempre agradeció a sus profesores del instituto haberle motivado para elegir el camino de la ciencia.

Las primeras chicas que se matricularon en el bachillerato lo hicieron en 1878. Aquí estudió, por ejemplo, Victoria Kent, directora general de Prisiones durante la Segunda República. Tras la guerra civil el centro se dividió para atender la obligada diferenciación de sexos, con accesos y horarios distintos. En 1957 se adoptó un nombre específico para el instituto femenino, decidiéndose el claustro de profesores por el del poeta Vicente Espinel. Ya en 1961 el instituto masculino se trasladó a Martiricos, al Nuestra Señora de la Victoria, quedando hasta 1983 como centro exclusivamente femenino. Ese año se recuperaría la coeducación, con chicos y chicas compartiendo aulas y patios.

La Medalla de Andalucía ha supuesto un digno colofón a los actos que se han desarrollado con motivo del 170 aniversario del centro. Aunque las actividades culturales del Gaona continúan de manera ininterrumpida por ese «compromiso de servicio público» del que habla su directora. Para finales de este mes se inaugura la exposición Gaona, Cervantes y el Quijote, que mostrará los mosaicos con azulejos sevillanos de principios del siglo XX con pasajes de la famosa novela. Avisa la directora que «será todo un descubrimiento para los malagueños». Como lo es su archivo, con documentos desde el siglo XVI, su arquitectura o sus fachadas pintadas.

El Gaona acoge este curso a 578 alumnos de unas 25 nacionalidades entre primero de ESO y segundo de Bachillerato, incluyendo el régimen general diurno, el vespertino de adultos y la FP Básica, con un claustro de profesores integrado por 41 docentes. Toda la comunidad educativa «está comprometida con la educación pública, de calidad, innovadora e inclusiva», afirma su directora, con los alumnos como «prioridad» y protagonistas de un futuro que no olvida un pasado brillante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos