«Hay que intentar reducir el estrés y centrarnos en hacer nuestro juego»

Aybar, en un partido de esta temporada en el Nuevo Maulí. /A.J. G.
Aybar, en un partido de esta temporada en el Nuevo Maulí. / A.J. G.

José Jesús Aybar, entrenador del Antequera

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

El entrenador del Antequera, José Jesús Aybar (Arjonilla, 4 de septiembre de 1972), cree que su equipo llega en un buen momento cara a las eliminatorias del 'play-off' de ascenso a Segunda B. Arranca el domingo en Utrera, a las 20.00 horas. El técnico, que alcanza su tercera fase de ascenso seguida al frente del equipo, cree que deberán hacer su juego para alejarse del estrés.

–¿Cómo llega el Antequera a la fase de ascenso a Segunda División B?

–Bien, hemos alcanzado un buen momento en el tramo final del campeonato, que se ha visto refrendado por los resultados. En el juego estaba bien, el problema es que no teníamos buenos resultados fuera de casa. Al final conseguimos enderezar el rumbo.

El Utrera será el primer rival al que se enfrentan ¿Qué le parece?

–Es un equipo muy complicado. Aunque haya sido tercero al final, ha sido mucha parte del campeonato primero. No es fácil ir primero en el Grupo X tantas jornadas, máxime cuando hay rivales como el Betis B que se han quedado fuera. Nos enfrentamos a un rival de mucha entidad, un conjunto que sabe muy bien lo que es el oficio y estar en este tipo de partidos.

–¿Estar invicto en el NuevoMaulí cómo es de importante ahora?

–En esta nueva fase el cuenta kilómetros se pone a cero, no tiene nada que ver con la Liga regular, es una cosa distinta. Es cierto que fuera no lo hemos hecho tan bien como en casa, pero el Motril y el Loja, que son el cuarto y quinto mejor equipo a domicilio tienen sólo un punto más.

Menudo logro no perder en toda la temporada en casa…

–Es lo que nos ha mantenido ahí. A nuestra forma de jugar le viene bien el Maulí, mucho más que determinados campos. A pesar de eso, los partidos fuera de casa no han sido malos. El Maulí nos ha dado un plus y lo hemos aprovechado. Pero en el 'play-off' las cuentas de empatar fuera y ganar en el Maulí no sirven.

Al final el Antequera logró el tercer puesto en la última jornada tras ganar al Guadix y empatar con El Palo ¿Cómo de importante es esto?

–En cuanto a obtener un rival más fácil o menos fácil… no cambia mucho. Hay cuartos muy difíciles y segundos, también. Sí que permite el tema de jugar en casa o fuera la primera eliminatoria.

Es el tercer año consecutivo que juegan la fase de ascenso. ¿Cómo se valora este logro?

–Contentos. Nos hemos clasificado a falta de un mes, pero ha sido la temporada más difícil en cuanto a nivel de exigencia que han tenido los cinco primeros equipos, no han fallado y nos han obligado a ganar cada semana. Estamos muy contentos.

–¿Le puede beneficiar al equipo esa experiencia de los anteriores cursos jugando por el ascenso?

–La experiencia no te da el aval de tener controlada la incertidumbre de la competición. Son partidos y situaciones distintas.

–¿Qué se les dice a los jugadores en este momento?

–Sobre todo les intento ayudar a que no tengan ningún tipo de ansiedad, aunque va a ser imposible porque el fútbol cambia de una acción a otra. Y máxime en estos partidos cuando cualquier error te penaliza el doble. Hay que enfocarse a una parte de este deporte que tiene que ver mucho con el juego, y esa hay que disfrutarla. Tenemos que intentar reducir el estrés, sabiendo que va a ser inevitable que aparezca, y centrarnos en hacer nuestro juego.

–¿Qué significaría conseguir el ascenso a Segunda B?

–Me centro sobre todo en que creo que haríamos felices a mucha gente. Además, Antequera merece un equipo en superior categoría en el apartado del fútbol.