Una «caminata» por la carrera de Juan de la Cruz Vázquez

Vázquez, junto al consejero de Educación y Deporte de la Junta, Javier Imbroda. /Migue Fernández
Vázquez, junto al consejero de Educación y Deporte de la Junta, Javier Imbroda. / Migue Fernández

El gestor deportivo presentó su nuevo libro en un acto en el que Javier Imbroda pidió su colaboración para «relanzar» el Instituto Andaluz del Deporte

FERNANDO MORGADO

Toda una vida dedicada al deporte resumida en 200 páginas. Y una carrera profesional abreviada en un título. «De profesor y entrenador a gestor deportivo (1969-2013)» es el nuevo libro de Juan de la Cruz Vázquez, que ayer se presentó en el salón de actos del Instituto Andaluz del Deporte, lleno de amigos y compañeros ganados a lo largo de sus 71 años. «Este libro es una caminata rápida por mi trayectoria profesional», explicó Vázquez, natural de Álora, en su intervención.

Desde sus comienzos como maestro de Educación Física en el colegio Los Olivos hasta alcanzar la dirección general de Actividades y Promoción Deportiva de la Junta de Andalucía, pasando por sus años de entrenador internacional de voleibol y como presidente de la Asociación de Gestores Deportivos de Andalucía, la visión de Vázquez del deporte andaluz en las últimas décadas resulta fundamental para conocer su realidad. Tanto es así que el director técnico del Patronato Deportivo Municipal de Benalmádena, Juan Carlos Maestro, se refirió a él como «el Samaranch andaluz».

En su libro, Vázquez cumple de una tacada cuatro objetivos: desempolvar recuerdos de sus distintas etapas, compartirlos con sus conocidos, analizar la evolución del deporte autonómico y reconocer el trabajo de los periodistas deportivos–«que, sin saberlo, me han ayudado a escribirlo»–. El acto, presidido por el consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, también sirvió como homenaje al trabajo del aloreño, que según la secretaria general de la Federación Andaluza de Gestores Deportivos, Concha Berzal «ha contribuido a levantar los pilares del deporte andaluz».

Durante su discurso, Vázquez recordó en varias ocasiones el lema sobre el que ha basado toda su carrera en la política deportiva: «El deporte para siempre». La universalización de la práctica deportiva fue una de las metas de Vázquez mientras estuvo en activo. «El deporte es para siempre, no está reservado a una época concreta de la vida. También debe ser universal, por eso siempre debemos tratar de convencer a más y más personas de que hagan deporte», apuntó Vázquez, que espera ver en los próximos años a España cerca de países como Finlandia o Dinamarca en los porcentajes de población deportista. El exprofesor y entrenador no quiso despedirse sin dar las gracias a su mujer por su apoyo y a la Fundación Solidaria Luna Nueva de Coín, a la que van destinados todos los beneficios de la venta del libro.

Javier Imbroda fue el encargado de cerrar el acto, en el que también intervinieron la directora del IAD, Cristina San Millán; el presidente de la Asociación Andaluza de Gestores del Deporte, Juan Luis Navarro, y el responsable de Luna Nueva, Juan Jiménez. Además de recordar los momentos compartidos con Vázquez a lo largo de sus carreras, Imbroda prometió ante la audiencia «relanzar» el Instituto Andaluz del Deporte, y para ello pidió la colaboración del autor del libro. «Aún no sé cómo, pero quiero que nos ayudes. Esta joya que tenemos nunca debió dejar de ser un referente», comentó el consejero de la Junta, que piensa cambiar el nombre de la institución a Universidad –o tal vez Centro– Internacional del Deporte. Para terminar, alabó la que considera la mayor cualidad de Vázquez, «trabajar sin esperar el reconocimiento».