Una torre de papel en la UMA

El artista conversa con sus asistentes técnicos. :: p. j. quero/
El artista conversa con sus asistentes técnicos. :: p. j. quero

El artista José Ignacio Díaz de Rábago construye en la Biblioteca General una columna de 15 metros de altura compuesta por 5.000 libros

SANTIAGO MOLINA

Málaga.En la entrada de la Biblioteca General de la Universidad de Málaga se erige una columna de unos 15 metros que llega del suelo al techo compuesta, exclusivamente, por 5.000 libros que ensalzan ese lugar al cultivo de le mente humana y del estudio. Esta obra de arte imponente recuerda lo poderoso que puede resultar un libro. Su autor es José Ignacio Díaz de Rábago y ya lleva 13 ediciones repitiendo en distintos centros de lectura su 'Biblioteca de Babel', con clara influencia del renombrado autor argentino Jorge Luis Borges, ya que comparten obras homónimas. Se inaugurará el próximo 18 de enero.

«Yo no tengo muchas ideas, lo que trato de hacer es ganar un espacio. Me gusta mucho hacer torres y suspender cosas, ya que les robas el peso. A mí me da la impresión de que con esto se espiritualiza la materia. Quiero que cuando quiten la exposición se quede un vacío muy grande y que el espacio no pueda conmigo, no es una mera decoración para el lugar, es un intento de mantener, también, un diálogo y luchar contra el espacio», explica el autor.

Este artista madrileño, que además es poeta, ya ha trabajado en la biblioteca del Centro Cultural Español de Montevideo, el Círculo de Bellas Artes de Madrid o en la Universidad de Berkeley.

A pie de obra

Mientras se montaba la torre, al igual que ha hecho en otros lugares, estaba a pie de obra para situar de la forma más adecuada su creación. «Es también un trabajo de equipo. Siempre que llevo a cabo una obra así tengo a un grupo de voluntarios que me ayudan y a un ingeniero que avale la seguridad y para que no haya ningún problema técnico, aunque los libros no suelen suponer ningún problema para el montaje porque no pesan mucho. Los mejores son de pastas duras, pero me gusta hacerlo con libros de la biblioteca en la que realizo la obra. Si fuera una biblioteca de cómics lo haría de libros de cómics», señala.

Para comprender el origen de la idea de Díaz de Rábago hay que saber que le gusta «levitar cosas mediante la tensión de cables o erigir construcciones verticales y separadas del suelo». En una galería en la que no tenía nada que suspender, probó con un libro y le gustó la idea de que ellos fueran los protagonistas de sus creaciones, lo que enlaza con sus estudios universitarios de Filología Hispánica.

«Para que te vengan ideas es mejor no tener ideas. Es como si fuese osmosis, a espacio vacío te vienen ideas. Aunque podría tener distintos niveles de lectura como la importancia de la literatura, el fin del libro físico y el comienzo del digital o la importancia del espacio o poético, pero mi visión es muy primaria: quiero ganar espacio a base de colocar una serie de objetos», comenta.

Para construir esta torre en la UMA o cualquier otro proyecto relacionado con 'Biblioteca de Babel' tiene que dedicarse durante ocho horas a taladrar libros, separarlos, colocar la silicona y cortar todos los cables que va a utilizar, aunque sostiene que la parte del montaje es «la más divertida de todo el proceso».

El laborioso trabajo de montaje y colocación hace que tenga «ganas de finalizarla para liberar toda la tensión que supone esta creación». No obstante, dice sentirse «realizado». «Lo he conseguido otra vez, he ganado al espacio una vez más. Es una pedantería filosófica, pero en realidad lo que hago es afirmar mi yo en un espacio y un lugar. He sido yo mismo, el espacio y el tiempo no me han ganado», apunta.

Pese a la sensación de agrado que siente por su producción de 'Biblioteca de Babel' en la Universidad de Málaga, sus preferidas son las que montó en el Centro Cultural Español de Montevideo y la de la Universidad de Berkeley.

En relación a su futuro artístico, apostilla: «Continuaré con proyectos de 'Biblioteca de Babel', pero estoy un poco aburrido, aunque cada obra es diferente, debido a que la adapto al lugar donde se implantará. Seguiré haciendo proyectos con el libro como eje central de la creación, pero tengo otros pensados para Madrid, donde he presentado una propuesta al Reina Sofía».

Su última creación que no está relacionada con 'Biblioteca de Babel' ha sido una escultura en Punta del Este (Uruguay) hecha de hormigón de 24 toneladas divididas en piezas sueltas en ángulos que se acoplan y sostienen por su propio peso, «un proyecto que me encantó hacer». Sin embargo, el trabajo que más repercusión ha tenido ha sido su 'Biblioteca de Babel'. «Para que a uno lo reconozcan tienes que hacer lo mismo muchas veces. Actualmente, todos hacen muchas cosas y hay que saber diferenciarse de los demás», aclara. De Rábago no hace alardes de ser artista, aunque a este respecto alega: «Después de 45 años me tengo que considerar artista, recuerdo lo que dijo una vez Salvador Dalí: 'No lo sé, pero lo he intentado tanto durante toda mi vida que yo creo que lo he conseguido'».

La exposición 'Biblioteca de Babel', situada en la Biblioteca General, estará abierta al público durante todo el año, pero no descarta que se amplíe, como ya ha ocurrido en alguna otra ocasión en diferentes lugares donde ha expuesto. «Tiene los requisitos técnicos para convertirse en una exposición permanente porque es muy segura», asevera Díaz de Rábago.

Origen

La primera vez que llevó a cabo 'Biblioteca de Babel' fue en 1995 en París. Después llevó su proyecto por las principales bibliotecas de Escandinavia y le siguieron Estados Unidos y Uruguay.

«El origen fue muy casual, no sabía cómo utilizar todo el espacio que me daban. Con los libros tuve mucho éxito y allí fue cuando comenzó este proyecto», apunta.

Díaz de Rábago recibió en 1985 el primer premio de poesía en el certamen convocado por el Instituto Español de Emigración. Además de escultor es pintor, con obra gráfica a sus espaldas. Está especializado desde ese año en instalaciones, habiendo realizado numerosas exposiciones y proyectos. «Prácticamente toda mi obra tiene mucha relación con la literatura», afirma el artista.

Más

 

Fotos

Vídeos