La Mayora y el Ifapa ensayan el comportamiento de cultivos ante el cambio climático

Un técnico inspecciona plantas experimentales en La Mayora./Agustín Peláez
Un técnico inspecciona plantas experimentales en La Mayora. / Agustín Peláez

Los técnicos recrean en las instalaciones de Algarrobo las condiciones que se prevén en el futuro, con poco frío invernal y ausencia de lluvias

AGUSTÍN PELÁEZ y IGNACIO LILLOMálaga

El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora está llevando a cabo, en colaboración con el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón, un proyecto que tiene como finalidad estudiar la adaptación de frutales al cambio climático y que cuenta con financiación de la Fundación Biodiversidad (del Ministerio para la Transición Ecológica).

Más...

El objetivo del estudio es utilizar las instalaciones de Algarrobo como modelo para simular condiciones futuras de bajo frío invernal que puedan ocurrir en otras zonas debido al cambio climático. Para ello, se han plantado variedades con distintos requerimientos de temperatura de albaricoquero, melocotonero, cerezo, ciruelo y pawpaw (una especie genéticamente próxima al chirimoyo adaptada a climas templados) en La Mayora y en el CITA de Aragón.

El reto que marca el calentamiento global es producir frutos cuando ya no haya casi invierno

El seguimiento que se está realizando a estos árboles indica que algunas de las variedades de bajos requerimientos de frío son capaces de florecer en las condiciones de la costa de Málaga, con muy pocas horas de bajas temperaturas. Estos resultados iniciales permiten utilizar las condiciones climáticas del mediterráneo como un lugar ideal para evaluar variedades que en el futuro se podrían cultivar en áreas en las que el alza de la temperatura invernal va a tener como consecuencia que las variedades cultivadas actualmente dejen de ser productivas.

Producir con menos agua

El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) también está llevando a cabo estudios en Málaga para comprobar hasta qué punto es posible reducir el riego en cultivos de aguacate y fresas, cuya productividad pivota sobre la disponibilidad de regadío. Los investigadores de este centro están llevando a cabo ensayos que pretenden contribuir a mejorar la gestión y utilización de los recursos hídricos. Concretamente, se están desarrollando estudios a distintas escalas para conocer, por un lado, en qué medida las dotaciones de riego actuales para el cultivo del aguacate 'Hass' y de distintas variedades de fresa se ajustan a las necesidades reales del cultivo; y si es posible rebajar el aporte de líquido sin que afecte a la producción. O lo que es lo mismo: hasta qué punto se pueden utilizar estrategias de riego deficitario para ahorrar agua en el aguacate y en la fresa.

Estos estudios se combinan con otros ensayos en condiciones de invernadero, en los que se evalúa la tolerancia de los patrones de aguacate y de distintas variedades de fresa frente al estrés hídrico. Mediante estas pruebas se pretende determinar el umbral de desecación del suelo que son capaces de tolerar a nivel fisiológico, y aplicar este conocimiento en el diseño de estrategias de riego deficitario de baja frecuencia. En el caso del aguacate, además del ahorro de agua puede incrementar la capacidad de tolerancia de las plantaciones frente a los hongos patógenos del suelo.