Ecologistas advierten de la mayor presencia de mosquito tigre en Vélez-Málaga

Imagen de un mosquito tigre/Belén Díaz
Imagen de un mosquito tigre / Belén Díaz

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía pone el hecho en conocimiento del Área Sanitaria de la Axarquía

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZMálaga

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción, ha advertido hoy a través de un comunicado de que la presencia del llamado mosquito tigre ('Aedes albopictus') se ha intensificado en Vélez-Málaga con respecto al año pasado, cuando se detectó por primera vez.

El presidente de GENA, Rafael Yus, ha explicado que hace semanas que el colectivo está al tanto de las quejas de muchos habitantes de Vélez-Málaga en relación con picaduras de mosquitos que están produciendo reacciones «inusualmente fuertes», sobre todo en piernas y brazos y con intenso picor.

Asimismo, ha tenido lugar «una oleada» de peticiones de fármacos repelentes de mosquitos y para el tratamiento del picor y la inflamación.

Ante esta situación, miembros de GENA han realizado rastreos con mangas entomológicas por las márgenes del río Vélez, las balsas de agua y los jardines de la localidad y han encontrado en ellos ejemplares de esta especie de mosquito, que se diferencia por su menor tamaño, cuerpo más estrecho y manchas blancas.

Yus ha señalado que su comportamiento también es diferente al del mosquito común, pues no suelen posarse en las paredes de las casas, tienen un vuelo más rápido y ágil, lo que dificulta matarlos manualmente, y además, suelen volar bajo, a la altura de las piernas, «hecho por el que no se detectan fácilmente».

GENA ha precisado que, aunque de momento estos mosquitos no actúan como vectores de enfermedades tropicales, puesto que para ello necesitan que haya enfermos en la zona, no dejan de ser una molestia para la población.

Por ello, los ecologistas han remitido un escrito al Distrito Sanitario de la Axarquía para alertar sobre la intensificación de su presencia y que desde la atención primaria de los centros de salud se recomienden algunas medidas preventivas a los pacientes.

El colectivo menciona cubrirse las piernas (con pantalones largos) y brazos, especialmente si se va a transitar por lugares donde la presencia de estos mosquitos es probable; evitar la estancia, y si puede ser el paso, por zonas ajardinadas, ríos o balsas; evitar los maceteros en la vivienda, suelen desarrollarse bien en estos lugares, y colocar mosquiteras en todas las ventanas que se abran en la casa, y no dejar las puertas abiertas, especialmente si tienen jardines cerca.

De igual manera, GENA señala en su comunicado que si a pesar de estas precauciones, las personas sienten algún ataque, que eviten rascarse, mejor se aplique hielo durante 10 minutos para evitar que se extienda la toxina que produce la reacción y visitar al médico para que le vea la lesión y, en su caso, le recete el fármaco más adecuado. «Decimos esto porque tenemos que advertir que muchos productos que se venden como repelentes o que alivian (incluso aquellos que dicen que tienen antihistamínicos de aplicación dérmica) no son eficaces. Aconsejamos la visita al médico y la adopción de medidas de prevención», apunta GENA.

 

Fotos

Vídeos