Detenido un vecino de Algarrobo por su presunta implicación en la muerte violenta de un vigilante municipal

Un momento de la detención del presuntor agresor. /Axarquiaplus
Un momento de la detención del presuntor agresor. / Axarquiaplus

La Guardia Civil ha arrestado antes de las 20.00 horas de este lunes a un residente de 47 años

EUGENIO CABEZAS y JUAN CANOMálaga

Apenas 48 horas después de la muerte violenta de Antonio Camacho Reina 'El Manco', la Guardia Civil ha detenido minutos antes de las 20.00 horas de este lunes a un vecino de Algarrobo, con iniciales J. J., de 47 años, por su presunta implicación en los hechos ocurridos en la madrugada del pasado sábado en el parque público Las Escalerillas, donde la víctima trabajaba como vigilante municipal con motivo de la 5.º edición de la Fiesta de la Quema.

Más...

Los agentes del Instituto Armado han desplegado un fuerte dispositivo de búsqueda e investigación en estos dos últimos días, que ha llevado al registro del domicilio del detenido, situado en la céntrica calle San Sebastián de la localidad axárquica. La operación ha generado un gran revuelo en el pequeño municipio, en el que la víctima y el arrestado eran muy conocidos.

De momento, se desconoce el móvil del crimen, aunque en un primer momento se barajó la hipótesis de un intento de robo del material electrónico y eléctrico de los equipos de sonido instalados en el escenario del parque, en una carpa municipal. No obstante, fuentes consultadas han apuntado a que ambos habían tenido rencillas previas, y que en una ocasión anterior el ahora arrestado habría agredido y amenazado de muerte a la víctima.

El arrestado había sido legionario y vivía con un hermano mayor. Fuentes consultadas han apuntado que padecía una enfermedad mental. Los agentes han intervenido plantas de marihuana en su domicilio. El fallecido tenía una decena de traumatismos graves, todos localizados en la zona del cuello y la cabeza. Tras la realización de la autopsia este lunes en el Instituto de Medicina Legal de la capital malagueña, los forenses han determinado que más que puñetazos, la víctima recibió patadas y pisadas.

Las fuentes consultadas han explicado que la saña con la que se empleó el agresor de 'El Manco' hizo pensar en más de un autor, aunque se descartó pronto al localizar a un testigo que, si bien no pudo identificarlo, sí vio que se trataba de un solo hombre, que primero forcejeo con la víctima y, una vez la tiró al suelo, continuó dándole patadas.

Este lunes se ha celebrado el funeral y el posterior entierro de Antonio Camacho en la iglesia parroquial de Santa Ana y en el cementerio municipal. El pueblo axárquico sigue conmocionado por la muerte de este vecino, del que sus paisanos dijeron el pasado sábado, pocas horas después de conocer su muerte violenta, que era «una buena persona, que no tenía problemas con nadie, y que había tenido mala suerte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos