Denuncian la desaparición de un vecino de Vélez-Málaga desde hace un mes

Imagen del cartel distribuido por la asociación SOS Desaparecidos. /SUR
Imagen del cartel distribuido por la asociación SOS Desaparecidos. / SUR

Juan José Sánchez Bueno fue visto por última vez el pasado 20 de mayo en un bar del centro de la capital de la Axarquía, tiene 39 años y mide 1,7 metros y se investiga una pista en Madrid

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los familiares del veleño Juan José Sánchez Bueno, de 39 años, han denunciado públicamente este viernes su desaparición. La última vez que lo vieron con vida en la capital de la Axarquía fue el pasado 20 de mayo, desayunando en el bar El Rubio. A los pocos días sus hermanos, Antonio, de 45 años, y Francisco, de 43, presentaron una denuncia ante la Comisaría de la Policía Nacional en Torre del Mar. Sin embargo, en vista de que no hay avances para dar con su paradero, han recurrido a la asociación SOS Desaparecidos y a colocar carteles en las calles y a través de las redes sociales.

Precisamente, hace unos días, a raíz de comenzar a pedir la colaboración ciudadana, los hermanos de Juan José recibieron una llamada de un paisano residente en Madrid, que les aseguró que lo había visto por la zona de la Carrera de San Jerónimo, junto al Congreso de los Diputados. «Aunque hacía tiempo que no lo veía, cuando ha visto el cartel nos ha dicho que era él seguro», ha expresado Francisco. El menor de estos tres hermanos veleños trabajaba como albañil, está separado y tiene una hija de ocho años.

Su última relación sentimental se rompió las pasadas navidades. «La Policía nos dice que han detectado que el 28 de mayo vendió un coche en Málaga, y el teléfono está apagado, sólo dio señal ese día 20 de mayo, luego ha podido venderlo también», ha explicado el primogénito. Juan José vivía con su padre, de avanzada edad, en Vélez-Málaga. «Hace tres años murió nuestra madre y eso le afectó mucho, luego mi hermano Antonio ha tenido cáncer, por lo que hemos pasado una mala racha», ha confesado Francisco.

Sus hermanos piden la colaboración ciudadana para tratar de localizarlo cuanto antes. Así, detallan que Juan José mide 1,7 metros, tiene el pelo canoso, los ojos verdes y lleva un tatuaje de temática de un escorpión. «Si quiere rehacer su vida fuera, en Madrid, por ejemplo, nos parece muy bien, pero que nos llame y nos lo diga, para que podamos estar tranquilos, porque ni siquiera acudió a la comunión de su hija, y la niña de 8 años está todo el día preguntando por su padre», ha manifestado Antonio.

Noticias relacionadas