Verduras, frutas y hortalizas como las de antes

El vivero El Algarrrobo de La Viñuela organiza un foro de agricultura ecológica y semillas antiguas

EUGENIO CABEZASLA VIÑUELA
La Viñuela ha acogido este sábado el primer Foro sobre Agricultura Ecológica y Semillas Antiguas. / E. C./
La Viñuela ha acogido este sábado el primer Foro sobre Agricultura Ecológica y Semillas Antiguas. / E. C.

Tomates que saben a tomates, calabazas que saben a calabazas, zanahorias sabrosas y pimientos con auténtico sabor a esta hortaliza. Esto es lo que persiguen los defensores de la agricultura ecológica y del cultivo de las semillas antiguas. Desde hace una década, existe una red andaluza que pone en contacto a estos productores, tanto para el autoabastecimiento como para la venta a pequeña escala, a través de los tradicionales mercadillos.

Para fomentar esta cultura y promover la recuperación de especies vegetales de Málaga que se están perdiendo, el vivero El Algarrobo, situado en el término municipal de La Viñuela, ha celebrado hoy el primer Foro sobre Agricultura Ecológica y Semillas Antiguas, al que han asistido más de un centenar de personas. «Se calcula que alrededor del 90% de las especies de frutas y hortalizas tradicionales se han perdido debido a la agricultura intensiva. Además, el mismo porcentaje ocurre con las semillas que se venden, que están patentadas por grandes multinacionales, que emplean pesticidas y productos químicos para mejorar el rendimiento de los cultivos, lo que provoca graves daños a la salud», opina María Lavao, propietaria del establecimiento situado junto al cruce de acceso a Canillas de Aceituno, en la carretera A-356.

Alonso Navarro tiene 47 años y lleva más de dos décadas dedicado a la recuperación de las semillas y los cultivos tradicionales en su finca 'El Viso de los Romeros', situada entre los términos de Alozaina y Yunquera, en la Sierra de las Nieves. En el expositor que ha instalado hoy en el vivero axárquico podían adquirirse cerca de 300 de las alrededor de dos mil variedades que han conseguido reunir los integrantes de la Red Andaluza de Semillas, de la que él forma parte.

Calabazas de Granada, tomates roteños de Sevilla, judías blancas de Cádiz o tomates gordos de Málaga son sólo algunas de las variedades de hortalizas que podían adquirirse en este foro de intercambio de semillas antiguas. «Queremos comer alimentos sanos y naturales, como los de antes, que saben de verdad a algo, no a plástico, como pasa con lo que compras en el supermercado», asegura Lavao.

En la jornada, además de las conferencias, ha habido talleres prácticos de recolección, extracción y conservación de las semillas, así como un apartado dedicado a los niños, que ha podido confeccionar sus propias 'bolas de semillas', listas para ser plantadas. Entre las firmas que han participado está Stevia Axarquía, propiedad de Leovigildo Martín, dedicada al cultivo de este potente edulcorante natural.