La Axarquía comienza a cultivar estevia

Se trata de un edulcorante con gran demanda en el sector de la alimentación

AGUSTÍN PELÁEZMÁLAGA
Leovigildo Martín, presidente de la asociación de productores de estevia en la Axarquía, en su propia plantación . :: A. Peláez/
Leovigildo Martín, presidente de la asociación de productores de estevia en la Axarquía, en su propia plantación . :: A. Peláez

La estevia ha pasado de ser un cultivo absolutamente desconocido en la provincia, a ser uno de los que más están atrayendo a los agricultores, hasta el punto de que en sólo ocho meses han comenzado a proliferar las plantaciones de este pequeño arbusto herbáceo originario de Paraguay y Brasil en zonas como la Axarquía, gracias a su clima tropical. Se estima que desde febrero se han plantado en la comarca oriental malagueña unas cinco hectáreas. La razón, su supuesta rentabilidad. Al menos, así lo aseguran sus defensores, entre los que se encuentran los miembros de la Asociación de Productores y Comercializadores de Estevia de la Costa del Sol-Axarquía, que ven en este cultivo mucha más rentabilidad que en otros tan tradicionales en la horticultura de la provincia como el tomate o el pimiento. La estevia es un sustituto del azúcar completamente natural que se ha utilizado en América del Sur desde hace siglos. Su uso como edulcorante fue aprobado por la Unión Europea en 2011.

«Los componentes más importantes de la planta son los glucósidos, que son de 250 a 400 veces más dulces que el azúcar de caña. También tiene la ventaja añadida de no contener calorías y es apto para diabéticos». Al menos, así lo asegura el presidente de la asociación de productores, Leovigildo Martín Ruiz, que estima en unas 250.000 las plantas que se están cultivando en la Axarquía.

Diez euros el kilo

Para Martín, la ventaja de este cultivo es que la planta tiene una duración de cinco años y da entre tres y cuatro cosechas al año. «Un kilo de pimientos en el campo lo puede vender el agricultor a unos 0,20 euros. Algo similar ocurre con el tomate. En cambio, el kilo de hoja seca de estevia se vende en el mercado entre ocho y 10 euros el kilo. Una planta puede dar unos 100 gramos de hoja seca al año», explica.

La cuentas de Martín son sencillas. «Si en una hectárea se pueden cultivar 70.000 plantas y estas dan 7.000 kilos de hoja seca al año, el resultado es una facturación de entre 56.000 y 70.000 euros, dependiendo del precio de venta, mucho más que con el pimiento», asegura.

Según Leovigildo Martín, la inversión inicial para una hectárea de cultivo puede rondar los 20.000 euros, entre plantones el precio de cada plantón ronda los 20 céntimos, riego por goteo y plásticos. «En el primer año la inversión está más que cubierta», afirma, teniendo en cuenta además que el agricultor se asegura futuros plantones aprovechando los esquejes de la planta y sus semillas.

«Nuestra asociación la constituimos una veintena de agricultores y comercializadores. De momento, sólo una decena somos los que nos hemos atrevido a cultivar estevia. El resto está a la expectativa para ver cómo se adapta la planta a la zona y conocer la demanda real en el mercado. Algunos tenemos suscritos contratos de compra desde que iniciamos la plantación y otros no», señala Martín, que ha creado su propia empresa comercializadora, Stevia Axarquía, para vender la producción.

Según Martín, la asociación está trabajando para conseguir la mecanización de las explotaciones, sobre todo la cosecha y deshojado de las plantas, que de momento es cien por cien manual. El secado de las hojas se realiza en secaderos montados en pequeños invernaderos.

Stevia Net es una de las pocas empresas comercializadoras de la Axarquía. Su creador, Peter Knacke, es director general de Sabor&Salud, especializada en el cultivo de flores y plantas comestibles.

Exportación a Europa

Esta empresa se ha propuesto exportar la estivia de la zona a toda Europa, para lo cual dispone ya de una red de comercializadores en países como Alemania. «Hasta ahora la estevia se ha vendido únicamente en herboristerías y a través de Internet. Lo que pretendemos es que el consumidor pueda encontrarla en todos los supermercados», explica Knacke, que al igual que Martín, está convencido de que el cultivo se va a multiplicar en los próximos años en la Axarquía.

Knacke presentó su iniciativa en febrero pasado a un grupo de unos 50 empresarios agrícolas de la comarca de la Axarquía, con los que se comprometió a dar salida a la producción, al tiempo que asesorarles y aconsejarles sobre el cultivo de la planta. A partir de entonces el cultivo comenzó a introducirse en la zona, con el apoyo de la asociación para el desarrollo de iniciativas generadoras de empleo en la zona, ADECA.