Científicos identifican la mutación genética que dio origen al hombre de Flores

S. BASCO

Un equipo multidisciplinar dirigido por científicos de la Universidad de Erlangen-Nuremberg (Alemania) ha identificado una mutación genética, localizada en el cromosoma 21, que provoca un tipo de enanismo microcefálico que se corresponde en todas y cada una de sus características morfológicas principales con las del Homo floresiensis (hombre de Flores).

Se trata de una mutación identificada en el cromosoma 21, que afecta al gen PCNT, que se expresa a través de la proteína pericentrina, uno de los componentes principales del centrosoma (centro regulador de la progresión del ciclo celular). Los efectos morfológicos de esta mutación corresponden a un tipo de enanismo de carácter hereditario, conocido como enanismo primordial microcefálico y osteodisplásico del tipo II (MOPD II), que origina individuos adultos de una talla no superior a un metro, cuyo cerebro presenta un tamaño similar al de un bebé de tres meses, pero con una capacidad intelectual y cognitiva muy cercana a la inteligencia de una persona normal.

Enanismo hereditario

Se trata de un tipo de enanismo hereditario muy peculiar que lleva a pensar a los investigadores, cuyo trabajo publica hoy la revista 'Science', que sus características responden esencialmente a las del Homo floresiensis, el homínido cuyos restos fósiles fueron descubiertos en la isla de Flores (Indonesia). Hasta la fecha han sido hallados restos pertenecientes a siete individuos distintos.

Sin tomar partido de manera declarada en la polémica antropológica sobre si se trata de una especie diferente dentro del género Homo, o de un Homo sapiens afectado de enanismo, los autores de la investigación argumentan que los individuos afectados por el MOPD II presentan «elementos comunes esenciales con el Homo floresiensis».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos