Diario Sur

Las cofradías confían en que no obstaculice el recorrido oficial

  • Si la escultura se trasladara al centro de la entrada en la calle Larios impediría el paso de los tronos

En el caso de que el equipo de gobierno municipal decida finalmente suprimir la rotonda en la que se ubica el monumento al marqués de Larios y trasladar la escultura al nuevo ámbito peatonal que se generaría junto a la entrada hacia la calle Larios deberá tener en cuenta el desarrollo de eventos ciudadanos que discurren por este espacio, como la cabalgata de Reyes Magos o las procesiones de la Semana Santa, a la hora de reubicarla. Así lo esperan al menos los cofrades. «Parto de la base de que lo tendrán en cuenta, es lo normal», señaló el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, quien agregó que está «tranquilo» porque conoce «la sensibilidad» del Ayuntamiento en relación a la Semana Santa, cuyo recorrido oficial discurre actualmente por la Alameda Principal y la calle Larios. Así, si la escultura se trasladara al centro de la entrada en la calle Larios, impediría el paso de los tronos.

Sin embargo, ese modo de reubicarla no tendría tanto problema en el caso de que se lleve a la práctica el nuevo itinerario común para las procesiones que barajan las cofradías y que discurriría por la calle Larios en sentido sur para girar por Martínez y Atarazanas, hasta desembocar en la Alameda, para seguir luego por la plaza de la Marina y la calle Molina Lario.

Lo que sí parece que no tiene vuelta atrás es la transformación de la Alameda, que el grupo de Ciudadanos pondrá como «eje» para la negociación del presupuesto municipal del año que viene.