Diario Sur

El concurso para terminar el metro en El Corte Inglés se vuelve a retrasar

El tramo del metro en la avenida de Andalucía está parado desde hace más de un año.
El tramo del metro en la avenida de Andalucía está parado desde hace más de un año. / MORENO
  • El Consejo de Gobierno de la Junta tiene que autorizar el contrato este mes para poder cumplir el hito de finalizar las obras a mediados de 2018

Ha pasado el verano, ha dado tiempo a que la anterior constructora despeje el tajo de la avenida de Andalucía y hasta a derribar el tablero norte del puente de Tetuán, pero la terminación del tramo del metro en la avenida de Andalucía, que es vital para conectar lo que ya está en servicio, hasta el Perchel, con lo que se está ejecutando, en la Alameda Principal, sigue sin arrancar. La pelota está en el tejado del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que tiene previsto autorizar a lo largo de este mes el concurso para el nuevo contrato. La decisión no se puede retrasar mucho más allá, puesto que de lo contrario estará en riesgo el hito comprometido, de abrir al público el tramo final, hasta el Centro, a mediados de 2018.

La decisión se espera desde finales de mayo, cuando la Consejería de Fomento abrió el proceso de licitación para elegir una nueva constructora y terminar las obras del tramo de túnel en el entorno de El Corte Inglés, que están paralizadas desde hace más de un año por discrepancias con la anterior concesionaria, Grupo Ortiz. El problema con esta empresa se solucionó el pasado verano, tras un acuerdo para resolver el contrato que permite evitar un conflicto judicial, previo pago de una liquidación final por los últimos trabajos realizados de 4,3 millones.

Fuentes cercanas al proyecto pusieron de relieve que el expediente para dar luz verde a la inversión necesaria, de 23,6 millones (presupuestados, pendientes de las previsibles bajas de los licitadores) está perfectamente armado y, de hecho, el mes pasado este organismo ya fue informado del calendario de las obras pendientes en las infraestructuras de transporte público previstas en Andalucía, lo que se entendió como que en breve iba a dar el paso definitivo en este sentido. A estas alturas, el retraso sólo se explica, según las fuentes consultadas, por las extremadas cautelas que el Ejecutivo andaluz se está tomando antes de dar el visto bueno a un compromiso financiero de este alcance, y la disponibilidad presupuestaria para hacer frente a los futuros pagos, con el telón de fondo de la inestabilidad en el Gobierno central y la falta de aprobación de los Presupuestos. Asimismo, ha sido necesario tramitar un reajuste de las anualidades presupuestarias que garanticen la dotación económica de toda la ejecución.

El margen para llevar a cabo toda la tramitación administrativa pendiente ya está más que ajustado para cumplir el plazo de apertura en verano de 2018, para lo que restan ya menos de dos años. Una vez que el Consejo de Gobierno lo apruebe por fin, la Consejería de Fomento se ha comprometido a lanzar el concurso de inmediato. Este permanecerá abierto tres meses, ya que, por el elevado importe, debe anunciarse en el boletín de la Unión Europea (DOUE). En el supuesto de que el Consejo lo apruebe a mediados de este mes, al menos hasta enero de 2017 no se conocerá el nombre de la constructora que resulte ganadora.

El proyecto de terminación realizado por la consultora Ofincar Granada 21 determinó un plazo de ejecución de 22 meses, que también está sujeto a las rebajas de tiempo que puedan ofrecer las empresas. Por tanto, si no surgen complicaciones y se cumple estrictamente la duración fijada en el pliego, la obra finalizará en noviembre de 2018.

Lo que queda por finalizar supone en torno al 20% del túnel y la posterior reurbanización del eje que discurre desde el intercambiador de El Perchel, en la estación María Zambrano, hasta el estribo del puente de Tetuán, con parada en la estación Guadalmedina (frente a El Corte Inglés). El grueso de los trabajos pendientes se concentran en la avenida de Andalucía, desde el citado centro comercial hasta la sede de la Agencia Tributaria.