La Torre de los Adalides

La asociación para la defensa del patrimonio La Trocha pone en valor una de las torres vigía del Estrecho, que fue destruida en 1898

SURALGECIRAS.
La imagen de la Torre de los Adalides, en el término municipal de Algeciras, fue obtenida entre 1864 y 1870. ::
                             JOHN HOLLINGWORTH MANN/
La imagen de la Torre de los Adalides, en el término municipal de Algeciras, fue obtenida entre 1864 y 1870. :: JOHN HOLLINGWORTH MANN

La asociación La Trocha, presidida por Manuel Correro, ha difundido entre sus seguidores una semblanza de la denominada Torre de los Adalides, una almenara que, situada en el término municipal de Algeciras, se constituía en uno de los puntales de las torres-vigía del Estrecho de Gibraltar.

Ángel Sáenz en su libro 'Almenaras en el Estrecho de Gibraltar', obra de referencia para conocer las torres vigías del Estrecho de Gibraltar, dice que esta torre se encontraba en el cortijo de los Adalides sobre una colina de 101 metros de altitud, coincidiendo con el vértice topográfico Adalides. Desde ella se podían visualizar las torres de Botafuegos y Cartagena, así como la de Calahorra de Gibraltar y la ciudad de Algeciras y sus accesos marítimos y terrestres.

Actualmente se encuentra en dicho enclave el acuartelamiento de Adalides, del Ejército de Tierra, popularmente conocido como Casita de las Palomas al existir, a mediados del siglo pasado, un servicio colombófilo militar, como recuerda el presidente de La Trocha.

El 17 de enero de 1879, por Real Decreto, se establece el primer palomar militar español en Guadalajara y en 1886 aparece el primer reglamento para el servicio de los palomares militares en España, en el que se establece que la red debía componerse de 18 palomares militares distribuidos en todo el territorio nacional.

La torre de los Adalides formaba parte de las torres vigía del Estrecho de Gibraltar y de la Bahía de Algeciras durante los siglos doce y trece. Se desconoce la fecha de su construcción aunque se supone que ésta debió producirse poco antes de la toma de la ciudad de Tarifa en 1289, cuando la región del Campo de Gibraltar comenzó a tomar mayor importancia como frontera terrestre. La Torre de los Adalides tenía contacto visual con la mayor parte de las torres almenaras de la región (Torre de Botafuegos, Torre del Almirante) y con las ciudades de Al-Yazirat Al-Hadra y Carteia.

Aunque hoy día apenas se conserva parte de la barbacana que la rodeaba existen multitud de datos históricos y fotografías que permiten conocer su estructura y proporciones. De este modo la torre contaba con tres plantas, la primera de ellas separada del resto y a la que se accedía mediante una puerta situada a nivel del suelo, la segunda planta contaba con una escalera exterior adosada al muro y comunicaba con la tercera y ésta con la parte alta mediante escaleras interiores. Tenía una altura de catorce metros y planta rectangular de 4x6 metros con un grosor de muros de metro y medio. La torre estaba rodeada por una barbacana octogonal de tapial de ochenta centímetros de grosor y entre 3,5 y 4,5 metros de altura.

Se ignora si a extramuros de la torre existían viviendas de agricultores que se mantenían en la zona bajo la protección de esta instalación como ocurría en torres similares o si tenía función de vigilancia. Esta torre fue base de operaciones de la escuadra de Alfonso XI de Castilla durante el largo asedio a la ciudad de Algeciras en 1340 sirviendo de aposento al rey. En los alrededores de la torre se situaba el real. En 1344 las tropas asentadas en las proximidades de la torre participan en la Batalla del Río Palmones contra las tropas granadinas, batalla ésta que marcó el fin del asedio con la rendición de la ciudad de Algeciras.

En 1898 ante la inminencia de guerra con Estados Unidos el gobierno español procedió a la demolición de la Torre de los Adalides por ser un objetivo claro frente a bombardeos marítimos. Hoy día los escasos restos conservados se encuentran en el interior de unas instalaciones militares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos