La Costa del Sol suma un millar de viviendas turísticas en apenas quince días

Vista del salón de una de las 5.100 viviendas turísticas que están operativas en la capital de la Costa del Sol. /SUR
Vista del salón de una de las 5.100 viviendas turísticas que están operativas en la capital de la Costa del Sol. / SUR

La provincia alcanza los 33.000 inmuebles destinados a alquiler vacacional, que añaden 163.000 plazas a las 101.000 de los hoteles

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Un no parar y un ritmo que no se registraba si quiera cuando entró en vigor la primera y única normativa que regula las viviendas turísticas en Andalucía, allá por febrero de 2016. En los pasillos de la Delegación de Turismo de la Junta se deja sentir la avalancha de inscripciones de pisos turísticos, siendo incluso necesario instalar un sistema para dispensar números para ser atendidos. Y es que en quince días hábiles, los que transcurren entre el 2 y el 22 de mayo, se han registrado un millar de inmuebles destinados al alquiler vacacional en la Costa del Sol. Una intensidad nunca vista. De hecho, la delegada de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local, Nuria Rodríguez, avanzó que el pasado jueves se había alcanzado la cifra de 33.000 pisos turísticos en la Costa del Sol y reconoció la ardua tarea que están realizando cada uno de los empleados de la delegación para encarar todo este proceso, incluidos, estos picos de registros. «Cuento con un equipo que es para quitarse el sombrero. Están todos a una y tengo que agradecer el esfuerzo que hacen, conscientes de la importancia de llevar adelante todos los expedientes», afirmó Nuria Rodríguez.

Tras este último impulso, sin precedentes, la provincia de Málaga cerró ayer con 33.100 pisos destinados al alquiler vacacional, que han sumado a la oferta de alojamiento un total de 163.000 plazas. Éstas se añaden a las 101.000 que ofrecen los hoteles en el conjunto de la Costa del Sol, remarcando la delegada que se trata de unas ofertas de alojamiento que se complementan.

En cifras

Málaga
La capital de la Costa del Sol cuenta con 5.120 pisos turísticos.
Marbella
Lidera en la provincia la oferta de alquiler vacacional con 5.700 viviendas turísticas.
Mijas
Cuenta con 3.544 inmuebles de alquiler vacacional, que suman 20.000 plazas.
Benalmádena
Tiene registrados 3.400 pisos turísticos con 16.600 camas.
Estepona
Cuenta con 2.500 inmuebles turísticos, que suman 13.000 plazas a la oferta de alojamientos del municipio.

Desde la Junta explican como causas de esta última avalancha la entrada en vigor del Real Decreto de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler aprobado en Consejo de Ministros el pasado 6 de marzo. Éste recoge que las comunidades de propietarios podrán por acuerdo de una mayoría de 3,5 partes limitar o condicional el ejercicio de la actividad de alquiler turístico o fija unas determinadas condiciones para su ejercicio, tras la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH). Esta circunstancia ha propiciado que sean numerosos los propietarios que quieren inscribir el inmueble antes de que la comunidad de vecinos tome una decisión en torno al desarrollo de esta actividad en sus respectivos edificios. Según fuentes jurídicas consultadas, si el dictamen de los vecinos se produce tras la inscripción estas viviendas ya inscritas quedan al margen de la misma, ya que se le aplica el carácter retroactivo fijado en el decreto.

A ello se ha unido la tendencia ya remarcada de que habitualmente se produce un pico de inmuebles registrados en la antesala de los periodos vacacionales, en esta ocasión, coincidiendo además con la llegada de una temporada alta sobre la que se barajan buenas previsiones.

Además de las inscripciones, se ha constatado un aumento de consultas en torno a esta normativa. Las cuestiones más repetidas es qué hacer cuando en una comunidad ya hay viviendas turísticas funcionando e inscritas antes del decreto, qué hacer con las inscritas tras el mismo con o sin consentimiento de la comunidad, y qué hacer con las que se inscriben aún teniendo constancia de que la comunidad de vecinos no lo permite. Desde la puesta en marcha de este decreto se contabilizan una media de treinta consultas al día en relación a estas cuestiones.

Con esta avalancha, la provincia de Málaga ha aumentado sensiblemente su cuota en el conjunto de Andalucía. Si a finales de febrero, los alojamientos de alquiler vacacional de la Costa del Sol suponían el 58% del conjunto de la Comunidad, en la actualidad esta proporción se eleva al 61%. Concretamente, en la región, a día de ayer, se computaban 54.200 pisos turísticos.

Ya en la provincia, es Marbella el municipio que suma más oferta de inmuebles destinados al turista, con 5.700 que cuentan con 33.000 plazas. Le sigue la capital malagueña, que ya ha superado las 5.100 viviendas turísticas, con 26.000 camas. Mijas, con 3.544 pisos y 20.000 plazas, y Benalmádena, con 3.400 alojamientos de alquiler vacacional con 16.600 camas, completan el ranking de municipios en los que más ha calado esta actividad.