Cuatro razones por las que puede explotar tu móvil, portátil, patinete eléctrico o cigarrillo electrónico

Un teléfono que ardió en un domicilio de Granada durante la madrugada./C.P.
Un teléfono que ardió en un domicilio de Granada durante la madrugada. / C.P.

Incendios que han llegado incluso a causar muertes se podrían haber evitado en su mayoría si se siguieran unos simples consejos

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Un ordenador portátil explota dentro del bolso de una usuaria del Metro de Madrid. El móvil de un joven granadino de 12 años comienza a arder de madrugada. Una familia de Rentería pierde su casa al incendiarse por completo debido a un patinete eléctrico. Un hombre fallece tras explotarle en la cara el cigarrillo electrónico que estaba utilizando. Como se puede ver, los cuatro casos tienen algo en común, además de ser recientes: todos los dispositivos utilizaban baterías de litio.

«Caution! Lithium ION Battery» se puede leer en las pegatinas de los paquetes que envían los comercios online. Da igual el tamaño. En su interior hay un dispositivo electrónico, que puede ir desde un pequeño móvil hasta un patinete eléctrico. Es más, algunas tiendas se niegan a recoger estos productos cuando se gestiona una devolución. Al haberse manipulado la caja, no se quieren hacer responsables del peligro que puede conllevar.

En realidad, sin saberlo, llevamos junto a nosotros pequeños explosivos. Si se tratan bien, no tiene por qué ocurrir ninguna desgracia, de hecho las baterías de litio suelen ser seguras, pero si no se siguen unos pequeños consejos, podemos vivir episodios como los mencionados.

Las baterías de litio tienen una membrana que separa sus dos componentes principales, el ánodo y el cátodo, pero si por lo que sea estos entran en contacto entre sí pueden sobrecalentarla y hacer que explote. Antes de que estos ocurra, a veces hay pistas, otras en cambio se puede evitar con un correcto uso.

1. El motivo más difícil de prever es el del fallo de fabricación. Algunos teléfonos, como los Samsung Galaxy Note 7, contaron con baterías defectuosas de serie que hicieron que se dieran casos de explosiones. Tal fue el punto, que EE UU prohibió subirlo a los aviones comerciales por miedo a un accidente. Ante este tipo de problema no hay previsión aparente, más allá de tener cuidado si comienza a haber reiteración de casos.

2. Si se nos ha caído el dispositivo al suelo, hay que tener mucho cuidado después. Cualquier golpe puede dañar alguna celda de la batería o hacer que entre en contacto directo con el aire si se perfora y generar un cortocircuito o reacción dentro de ella que se podría manifestar en explosión.

3. Lo barato sale caro. El dicho popular cobra aún más peso en la era tecnológica con los cargadores y baterías económicas. Es frecuente ver que al romperse un cargador los usuarios tienden a comprar alguno «compatible» de inferior precio. Craso error en muchas ocasiones. Si el cargador no es bueno y carece de buen aislamiento puede sobrecargar el dispositivo o hacer que este se dañe. Lo mismo ocurre con baterías de baja calidad. De hecho, hace poco un ciudadano chino fue testigo junto a su hija de cómo ardía su salón por un problema similar.

4. Ojo con el calor. Las altas temperaturas afectan también a la batería. Por ello, hay que vigilar siempre los orificios de ventilación para que estos no queden tapados y los portátiles u otros aparatos eléctricos puedan refrigerarse.

Una pista de que la batería está en mal estado es que en ocasiones tiende a hincharse. Esto sucede porque los componentes interiores fallan y generan gases que ensanchan la estructura. Si percibimos que nos ha ocurrido esto, o que el dispositivo se calienta demasiado, lo mejor es deshacernos de esa batería y cambiarla por una nueva lo antes posible.

Aun así, como comentábamos, las baterías de litio no explotan con frecuencia. Según recoge BBC, solo se reportaron 35 Samsung Galaxy 7 incendiados de los 2,5 millones que se vendieron. Son casos aislados que se pueden llegar a dar por un mal funcionamiento debido, en la mayoría de las veces, a sus usuarios, que no tienen en cuenta lo peligrosas que pueden ser si se dañan.

 

Fotos

Vídeos