León, el primer bebé de Marbella en 2018

León, el primer bebé de Marbella en 2018
Josele-Lanza -

Laura y Diego son los padres del pequeño, que pesó 3,810 kilogramos y midió 56,5 centímetros

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

León hacía tan sólo unas horas que acababa de llegar al mundo cuando SUR lo conoció. Nadie lo diría a tenor de un peso cercano a los cuatro kilos y su más de medio metro de estatura. Parido en la madrugada del día 1 de enero, este bebé fue el primero en nacer en el Hospital Costa del Sol en 2018. «Llevamos muy pocas horas con él pero sí, es muy bueno», afirman prácticamente al unísono sus padres, Laura de 33 y Diego de 35.

León llegó al mundo tras un parto natural y tanto él como su madre se encuentran en perfecto estado. Aún es pronto para advertir rasgos del carácter de la criatura incluso para sus progenitores, lo que no impide afirmar sin género de dudas que es tranquilo. Pese a ser el centro de atención de varios reporteros gráficos durante sus primeras horas de vida ni se inmutó con el disparo de los flashes que iban dirigidos hacia él.

Eso sí, el primer hijo de la pareja, afincada en la urbanización marbellí Costabella, le dio las uvas a sus progenitores. Y nunca mejor dicho. Aunque el niño nació a las 04.25 de la madrugada su madre entró en el paritorio doce horas antes, en torno a las cuatro y media del día 31 de diciembre. A su lado, muy atento a todas las demandas de Laura durante el alumbramiento, Diego, que no se separó ni un instante.

Originalidad en el paritorio

Los amigos de la pareja se encargaron de que la última noche del año fuera inolvidable para ambos por partida doble, por eso no dudaron en realizar una videollamada para que ninguno de los dos se perdiera las campanadas de Nochevieja. De esta guisa, sin uvas de por medio dadas las circunstancias, la feliz pareja vivió en el paritorio en compañía de Ramón García y Anne Igartiburu los últimos minutos de 2017.

León llegaría horas más tarde a los brazos de sus padres, dos trabajadores del centro comercial La Cañada, aficionados al deporte. Precisamente su pasión por la vida sana es lo que ha permitido que Laura haya tenido un parto natural, según ella misma explica. León pesó al nacer 3,810 kilogramos y midió 56,5 centímetros.

Cuenta la feliz pareja que el pequeño no tenía prisas por salir. El parto fue inducido después de que Laura saliera de cuentas el pasado 20 de diciembre. Así que ser padres del primer niño de la comarca ha sido una auténtica sorpresa para ambos, que ya sólo piensan en empezar a hacer vida normal con León. Felicidades.

 

Fotos

Vídeos