El proyecto provincial para estimular la memoria llega a 1.200 mayores de Málaga

Presentación de la ampliación del plan de la memoria./SUR
Presentación de la ampliación del plan de la memoria. / SUR

Las monitoras de estos talleres trabajarán con los usuarios a través de tablets con una aplicación propia

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El programa que dirige la Diputación Provincial de Málaga para estimular la memoria de personas mayores se va a extender a los 87 municipios menores de 20.000 habitantes de Málaga. Se trata de un proyecto puesto en marcha en 2016 con 14 asociaciones de Alzheimer que a partir de ahora beneficiará a otros 1.200 mayores que ya participan en los talleres de memoria organizados por el ente provincial a través de la Delegación de Servicios Sociales y Centros Asistenciales, según anunció ayer el presidente de la administración, Francisco Salado.

Los mayores pueden realizar ejercicios interactivos a través de una aplicación que se ejecuta en una tableta. Las actividades interactivas están validadas por expertos y les ayudan a mejorar sus funciones cognitivas, a prevenir la pérdida de memoria y a retrasar el avance de enfermedades como el Alzheimer.

En la presentación de la ampliación del programa, Salado estuvo acompañado por Emilio Checa, representante de la empresa Stimulus, encargada del desarrollo de la aplicación. Ambos dieron los detalles del proyecto junto a una treintena de monitoras de los talleres para mayores que organiza la Diputación de Málaga en los municipios con menos habitantes de la provincia.

«Se trata de ofrecer una herramienta con la que mejorar la salud y la calidad de vida de los mayores», subrayó el presidente, que añadió que la primera fase del proyecto, puesta en marcha en 2016, benefició a los 600 mayores atendidos por 14 asociaciones de Alzheimer de la provincia, y que esta nueva fase alcanzará a otras 1.200 personas de los municipios más pequeños, por lo que el proyecto tendrá un impacto directo sobre casi 2.000 personas

Neuroplasticidad

Emilio Checa añadió que la aplicación desarrollada por Stimulus es un tratamiento no farmacológico basado «en la plasticidad del cerebro» o neuroplasticidad, que es la respuesta que da el órgano para adaptarse a las nuevas situaciones y restablecer el equilibrio alterado.

En los últimos tiempos, la estimulación cognitiva computarizada ha supuesto «un gran avance» en el tratamiento del deterioro cognitivo en la población mayor, añadió la Diputación ayer en un comunicado. Sin embargo, la escasa alfabetización digital y los problemas a nivel perceptivo-visual asociados a la edad requieren del uso de equipos adaptados como pantallas táctiles y audio. La aplicación desarrollada por Stimulus elimina esas barreras con una interfaz «sencilla e intuitiva» e incluye una gran cantidad de actividades interactivas para el entrenamiento de distintos procesos cognitivos como memoria de trabajo, atención, percepción, razonamiento, cálculo, etc. La aplicación recoge métricas, formula resultados y genera informes de seguimiento.

Checa concluyó destacando el hecho de que las administraciones adopten las nuevas tecnologías y los avances para llegar a los colectivos que más lo necesitan, por lo que ha agradecido a la Diputación de Málaga.