Condenado a un año de cárcel por arrancarle de un mordisco un trozo de oreja a otro hombre en una pelea

La víctima de esta agresión presentaba varias heridas por mordeduras en diferentes zonas del cuerpo provocadas por un humano y por un perro

ALVARO FRÍAS

Un año de cárcel. Ésa es la condena que tendrá que afrontar un hombre que arrancó de un mordisco un trozo de oreja a otro durante una pelea. Así se explica en la sentencia que ha dictado sobre estos hechos la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga, quien ha encontrado culpable al procesado de un delito de lesiones.

Los hechos tuvieron lugar en la noche del 3 de junio de 2012, cuando los dos hombres, ambos de mediana edad, se encontraban en el Parque de Andalucía, situado en la localidad de Vélez-Málaga. Entonces se inició una discusión entre ellos y una pelea, tras la que ambos presentaron numerosas heridas.

Sin embargo, uno de los hombres acabó peor que el otro, aunque los dos han sido condenados por un delito de lesiones. Tenía varias heridas repartidas por todo el cuerpo. Eran mordeduras de un humano y de un perro, en un brazo y en la pierna izquierda, respectivamente; así como lesiones contusas en la espalda.

Siempre según se explica en la sentencia, estas heridas no fueron las peores. Y es que una mordedura humana le arrancó el lóbulo inferior de la oreja izquierda. Pese a la opinión en contra de los médicos por la falta de posibilidades de éxito, a petición del paciente se intentó suturar la parte que había sido arrancada.

Los sanitarios tuvieron razón. La operación, como había sido advertido al hombre y tal y como estaba previsto, fracasó por necrosis, según se declara probado en el documento judicial.

El Tribunal de la Sección Primera estableció que las cicatrices que presenta el hombre en la pierna y la mutilación, que precisa de una intervención quirúrgica para su reconstrucción plástica, suponen un perjuicio estético muy leve para el lesionado. Aun así, en la sentencia se establece que éste se mostró «subjetivamente muy afectado».

Pero este afectado también ha sido condenado por la Sala de la Audiencia Provincial como autor de un delito de lesiones. Por los hechos de los que se le encuentra responsable, la Sección Primera le ha impuesto una pena de seis meses de prisión.

En concreto, se especifica que provocó diversas heridas al principal condenado, que acabó tras la pelea con varias erosiones y contusiones. Asimsimo, perdió un diente durante el transcurso de la disputa, según se explica en el documento judicial.