El parque acuático que reabrió hace un mes en la Misericordia vuelve a dar problemas

Imagen de las atracciones averiadas. /R. S.
Imagen de las atracciones averiadas. / R. S.

Los vecinos del paseo marítimo de Antonio Banderas denuncian que los cortes de agua se producen casi a diario desde su apertura

ROCÍO SÁNCHEZMálaga

«¿Otra vez no funciona? Pues nos vamos de vuelta». Con esta decepción los niños que jugaban ayer en el parque acuático situado en el paseo marítimo de Antonio Banderas, junto a la playa de la Misericordia, tuvieron que abandonar la instalación que apenas lleva abierta un mes, debido a los constantes cortes de agua.

Los afectados señalaron que no es la primera vez que se produce esta situación, ya que los cortes se repiten a diario prácticamente desde la apertura del parque, lo que impide a los niños jugar con regularidad en esta zona infantil y les obliga a marcharse a otro lugar.

«Hace quince minutos estaba funcionando. Ahora ha dejado de salir agua otra vez, los niños intentan accionar el agua pulsando el botón, pero ha dejado de actuar y no sabemos qué le ocurre», expresó uno de los padres afectados, quien se vio obligado a marcharse de las atracciones junto al resto de familias que acudieron con sus hijos.

Los afectados no disponen de ningún teléfono de mantenimiento al que acudir, ya que el número se encuentra completamente tachado del cartel que se ubica dentro del parque. Por esta razón, los visitantes no tienen posibilidad alguna de reclamar una solución. «Ni siquiera podemos localizar a alguien que se encargue del mantenimiento de esta zona, los que frecuentamos el parque no sabemos a quién acudir», explicó otro ciudadano afectado.

No ha sido hasta el toque de atención al Ayuntamiento por parte de Begoña Medina, concejala del grupo socialista en Málaga, cuando los operarios de mantenimiento se personaron ayer por la mañana en el recinto para intentar solucionar la avería. Sin embargo, pocas horas después de la reparación, el problema se repetía y el chorro de agua dejaba de salir de las atracciones, por lo que los niños debían abandonar nuevamente la zona.

«Hay una dejadez lamentable», denunciaba Medina, quien además aseguró que desde el grupo municipal del PSOE van a trabajar por solucionar la falta de mantenimiento y para que los ciudadanos no se vean continuamente perjudicados. Por ahora, tal y como afirmó la concejala, han puesto una reclamación al distrito y se encuentran a la espera de una respuesta. «Nos gastamos dinero público en instalaciones, pero no en mantenerlas», subrayó.

Desde el Área de Sostenibilidad argumentan que el fallo se debió a «una desprogramación» y que avisaron a la empresa encargada del mantenimiento, por lo que ya debería funcionar con normalidad. Además, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, afirmó que llevan poco tiempo y todavía se encuentran con ajustes. «Los niños vienen con arena, y se obstruyen los filtros. Deben ir duchados porque de lo contrario se modifican los parámetros», recalcó Del Río.

El Ayuntamiento de Málaga ya invirtió más de doscientos mil euros en la reparación de este parque, que ha causado problemas desde su apertura hace siete años. La atracción contaba con una ballena y un tobogán, que finalmente tuvieron que ser retirados ya que los menores se caían con frecuencia debido a que el suelo era resbaladizo.

La Gerencia Municipal de Urbanismo optó entonces por incluir juegos menos peligrosos para los niños y por cambiar el suelo. «Había una ballena. Al final, tuvo que ser retirada y se tuvo que remodelar todo otra vez», recordó Medina. Ahora, los vecinos esperan que no se repita nuevamente la situación y que las instituciones trabajen para reparar los daños continuos de la instalación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos