Fallece Navarrete Antiñolo, primer árbitro malagueño en la élite

En la fila superior, López Rubio, López Fernández, Giráldez Carrasco, Mario Cordero, Fernández Carrasco y Vaca Ruiz; en medio, José Ruiz, Díaz Rodríguez, López Nieto, Villena Peña, Indalecio Cordero, Navarrete Antiñolo y Calvo Guadamuro, y agachados, Díaz Fernández y Martín Navarrete/
En la fila superior, López Rubio, López Fernández, Giráldez Carrasco, Mario Cordero, Fernández Carrasco y Vaca Ruiz; en medio, José Ruiz, Díaz Rodríguez, López Nieto, Villena Peña, Indalecio Cordero, Navarrete Antiñolo y Calvo Guadamuro, y agachados, Díaz Fernández y Martín Navarrete

El pionero en una nómina de seis colegiados, incluido el actual Melero López, murió a los 83 años tras una larga enfermedad

PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El mundo del arbitraje local está de luto, después de conocerse ayer por la mañana la muerte de José Navarrete Antiñolo, tras una larga enfermedad, a los 83 años. El extrencilla estaba siendo velado en la sala tanatorio número 20 del Cementerio de San Gabriel (Parcemasa), y la misa de su entierro será a las 13.30 horas de hoy. Criado en Gamarra y propietario de una empresa de montajes eléctricos, tuvo la oportunidad de ser el primer árbitro malagueño en la máxima categoría del fútbol español, en concreto en la temporada 1970-71.

Las cifras

70 El número de partidos que dirigió Navarrete Antiñolo en Primera División.
1979 El año de su despedida de la élite. Debutó en la Liga 1970-71, y sus estadísticas son de cincuenta victorias locales, dieciséis empates y cuatro triunfos visitantes.

Navarrete Antiñolo, segundo de cinco hermanos (tres de ellos aún vivos), tenía cinco hijos y nueve nietos. «En el colegio de Árbitros de Málaga veíamos la Primera como inalcanzable, y él nos mostró el camino», relató a este periódico Antonio Martín Navarrete, que llegó a ser juez de línea del difunto en varios encuentros en la élite. «Era muy generoso y con unos valores muy firmes en la fe», añadió.

También Antonio Jesús López Nieto dirigió encuentros con Navarrete Antiñolo, al que conoció a principios de los setenta y del que fue ayudante en la Copa de Andalucía. «Era un árbitro muy recto. No era muy técnico, pero sí muy íntegro y valiente. Creo recordar que su último partido en Primera fue un Barcelona-Español y expulsó a Krankl.

Solo media docena de árbitros malagueños han dirigido en Primera. Además de los tres citados, Eduardo Villena Peña, el antequerano José Luis Paradas Romero, y al actual Melero López. Para Paradas, Navarrete Antiñolo fue «un hombre generoso, bueno, noble y entrañable». «Pepe Gallardo me lo presentó en su día y, siempre que ha habido un acto del Colegio de Árbitros de Málaga, estaba él», añadió. Además, Navarrete Antiñolo estaba en un grupo de colegiados amigos que se reunían periódicamente para comer, como se ilustra en la imagen superior.

Para su sucesor actual, Melero López, la noticia de su muerte, fue un mazazo: «Le he visto en pocas ocasiones, creo que en tres, pero siempre me pareció una persona muy campechana y bromista. Me causó muy buena impresión. El fútbol ha cambiado mucho, pero tenía igual o más mérito subir a Primera entonces. Primero hubo uno y fue él. Significa mucho para nosotros».