Los Álamos Beach se estrena en Estepona

Los Álamos Beach se estrena en Estepona
Josele-Lanza -

El evento llega con un nuevo escenario y una oferta musical más amplia

ADRIÁN MEDINAEstepona

Las manos hacia el cielo. Esa es la frase que más ha sonado en los dos días que llevamos de festival Los Álamos. Dos días de baile, saltos y música electrónica a todo volumen hasta las seis de la mañana. Un vaticinio cumplicado de Xavi Alfaro, uno de los primeros dj's que actúo el miércoles en la sesión inaugural del festival:«Vamos a poner Estepona del revés».

Lo de los Álamos ha sido, a priori, un golpe de suerte para la localidad costasoleña. Tras las denuncias por exceso de ruido en Torremolinos, la ciudad que lo vio nacer en 2015 en la playa de Los Álamos, el festival ha encontrado este año un nuevo lugar de acogida en el recinto ferial de Estepona. De su época Torremolinos el evento mantiene su acual nombre y apellido, pero sobre todo su esencia: un espectáculo con los grandes dj's del panorama internacional.

Esta filosofía es la que ha logrado atraer en esta edición a unos 70.000 amantes de la música electrónica venidos de todos los rincones. Incluso de fuera de nuestras fronteras. Es el caso de Joshua y Allister, sudafricano e italiano respectivamente. Ambos han acudido con cuatro amigos italianos más y Nico, el único español del grupo. Los siete se conocieron en Reino Unido, desde done han tomado un avión exclusivamente para asistir a Los Álamos. Entre los artistas que más ganas tienen de ver destaca Bud Bunny, cantante de trap y reggeatón.Un ejemplo de la actual apuesta del festival por ampliar su oferta de géneros.

Josele-Lanza -

Para Ángel Robledo, de Jaén, Los Álamos es «el mejor festival que hay en Andalucía» de música electrónica. Él ha venido con un abono para los cinco días y seis amigos más. El miércoles a última hora de la tarde estaban aún preparando su tienda en la zona de acampada habilitada por la organización del festival. La suya estaba en una de las pocas partes (el 20% del terreno total del camping, según la organización) que no cuenta con toldos para protegerse del sol. «El próximo año madrugaremos un poco más», comentaba Ángel, resignado.

Las 3.000 personas que se han instalado en el camping tienen acceso a algunos servicios extra. Entre ellos, un tercer escenario con música de DJ sonando desde primera hora de la tarde (no se puede empezar antes con un público que se ha acostado al amanecer) y una piscina para sobrellevar las peores horas de calor.

En esta edición, el festival contará con 70.000 asistentes

El miércoles, rozando las nueve de la noche, Los Álamos dio el pistoletazo de salida. Uri Farré, locutor de radio y DJ, tuvo el honor de estrenar el escenario esteponero, que cuenta con una enorme pantalla fragmentada en trozos y otras dos laterales en las que el público puede verse bailando. Tras él vinieron otros DJ's de calado como el dúo 'Abel the Kid', Bruno Martini o Firebeatz. Ayer, nombres como Steve Angello y Sandro Avila siguieron subiendo el ritmo. Entre los dos días sonaron temas imprescindibles como 'Havana', 'Run through the jungle' o 'I like to move it', en sus respectivas versiones remix.

Esta noche, el festival alcanzará su cenit con Armin Van Buuren, uno de los cabezas de cartel de esta edición junto con Steve Angelo y W&W, tres grandes nombres de la escena interancional electrónica.Su presencia y el gran número de asistentes es una muestra de hasta qué punto ha logrado este festival conslidarse como un referente en sus cuatro años de vida.