Manolo Sanlúcar reivindica el flamenco como pieza clave en la historia andaluza

El guitarrista y compositor, nacido en Sanlúcar de Barrameda en 1943, ayer en la ponencia en Vélez./E.C.
El guitarrista y compositor, nacido en Sanlúcar de Barrameda en 1943, ayer en la ponencia en Vélez. / E.C.

El guitarrista gaditano comparte un encuentro con alumnos en el estreno de los Cursos de Verano de la UMA en el Palacio Beniel

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZASVélez-Málaga

A sus 74 años, el gaditano Manolo Sanlúcar está considerado uno de los mejores guitarristas flamencos de todos los tiempos. Retirado de los escenarios desde 2013, sigue participando en proyectos musicales y culturales. Ayer acudió a Vélez-Málaga para protagonizar un encuentro en la inauguración de los Cursos de Verano de la UMA en la capital de la Axarquía. En un formato novedoso en el ciclo universitario, Sanlúcar profundizó en su intervención en la historia de la región andaluza desde su particular punto de vista: «La historia nunca la hemos escrito nosotros, jamás, sino los conquistadores de Andalucía», afirmó.

Sanlúcar reivindicó que se debe tratar y promocionar la propia naturaleza de su tradición y su cultura, ante lo que consideró una «lucha enorme» contra grandes potencias «banales y vacías sin contenido cultural» que llegan a «dominar la presencia en los medios de comunicación». Sanlúcar celebró que la Universidad, los Cursos de Verano de la UMA en esta ocasión, haya dedicado un espacio al flamenco. «Los centros culturales deben hacer más por dejar entrar este tipo de eventos», expresó el artista.

El encuentro fue conducido por Juan Manuel Suárez Japón, exrector de la Universidad Internacional de Andalucía, quien lo ha acompañado en diálogos y conferencias. Durante hora y media, el músico sanluqueño hizo memoria de sus recuerdos y de las enseñanzas adquiridas por sus maestros. «Recogemos todo lo que nos envuelve y lo que nos envuelve está en la tierra», explicó como resumen de cómo ha funcionado la transmisión del flamenco a lo largo de la historia, pero no a través de teorías musicales escritas, sino «por oído».

Esta situación le llevó a trabajar durante la última década en la creación de una obra didáctica de la guitarra flamenca y que orientó gran parte de su exposición. «El flamenco vive de reflejos del pasado, cuando debería estar rebosante de explicación y de ciencia musical, es decir, en cuanto se canta o baila se puede defender por sí solo desde las teorías musicales, pero nunca se explica así, sino a través de anécdotas y no de cadencias musicales», expresó.

«Música afrancesada»

El artista ofreció sus observaciones de su dilatada carrera como profesor de guitarra tanto a estudiantes españoles como internacionales: «Personas de cualquier país del mundo encuentran una música viva, que te habla en el momento. Nosotros entendemos como obligación ser intérpretes de nuestra música», declaró.

En su discurso, repasó conceptos históricos del flamenco, cómo cambia según los distintos pueblos y ciudades y las variaciones que han producido los diferentes estilos. «Las formas de construir se pierden en el tiempo, en la memoria», afirmó, a la vez que criticó cómo ha sido tratado el flamenco través de los siglos. «Cuando terminó la llamada Reconquista no se repuso la cultura andaluza, sino que se dominó la región y se destruyeron las culturas que ya existían», protestó. Sanlúcar sostuvo que con el tiempo se ha perdido la música que se desarrollaba para pasar a transmitirse música «afrancesada», siendo la guitarra el único instrumento polifónico propio de Andalucía, «el cual sigue sin encontrarse de manera adecuada en los conservatorios», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos