La Junta sigue sin conectar los pozos del Chíllar al sistema de abastecimiento de la comarca

La obra, que ha superado los tres millones de euros, pretende aportar entre siete y nueve hectómetros cúbicos a la red y aumentar las reservas del pantano

A

peláez. Aportar al sistema de abastecimiento de agua de la comarca entre siete y nueve hectómetros cúbicos al año, a la vez que preservar las reservas del pantano de La Viñuela. Con esta finalidad, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ejecutó entre 2017 y 2018 tres captaciones en el cauce del río Chíllar, en Nerja. La inversión realizada por la Junta supera los tres millones. De esta cantidad, 532.970 euros correspondieron a los dos primeros, mientras que el tercero supuso una inversión 2,4 millones de euros.

La obra lleva meses concluida, sin embargo todavía con han sido conectados a la red, salvo uno de ellos que si suministra a la localidad de Nerja.

La idea inicial de la Junta consistía en vender este recurso a la empresa de aguas de la Mancomunidad de la Axarquía, Axaragua, que es la que gestiona el agua en alta del pantano de La Viñuela, con un precio ajustado a los costes y a la inversión realizada.

Según el delegado territorial de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, la conexión de los pozos a la red de abastecimiento en alta de la comarca está pendiente de algunas actuaciones incluidas en la licencia del Ayuntamiento de Nerja.

Aunque la presa de La Viñuela se encuentra actualmente al 45% de su capacidad con 75,69 hectómetros cúbicos de agua almacena, regantes y agricultores de la comarca se preguntan cómo una obra que fue ejecutada por vía de urgencia para combatir la sequía no hay entrado aún en funcionamiento, ni por qué tampoco se está haciendo uso de las aguas regeneradas para regadío, en el caso de las depuradoras de Vélez y Algarrobo.

Según el presidente de la Mancomunidad oriental y de Axaragua, Gregorio Campos, los pozos no se han probado ni se han puesto en funcionamiento. «Desconocemos que es lo está impidiendo su utilización», ha indicado Campos.

Aguas regeneradas

El presidente de la entidad comarcal ha confirmado que tampoco se ha producido ninguna resolución por parte de la Junta sobre las concesiones de agua regenerada para regadío que están pendientes en la comarca y que se refieren a las aguas tratadas de las depuradoras de Vélez y Algarrobo. Las aguas depuradas se están vertiendo al mar sin recibir el preceptivo tratamiento terciario exigido para poder ser destinado a riego agrícola.

Las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDARs) de los municipios de Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Algarrobo y las dos de Torrox, vierten anualmente una media de nueve hectómetros cúbicos de aguas depuradas al mar, cuando buena parte podría ser reutilizada para riego de jardines, baldeo de calles y plazas y riego agrícola.

De las cinco depuradoras, únicamente las tres primeras cuentan con tratamiento terciario. Al menos, dos comunidades de regantes han solicitado el uso de estos recursos.