Un cliente roba el taxi en el que viajaba mientras el conductor repostaba en Vélez-Málaga

Imagen del vehículo sustraído, una vez recuperado en Marbella. :: sur
/
Imagen del vehículo sustraído, una vez recuperado en Marbella. :: sur

El vehículo fue localizado seis horas después en una barriada de Marbella, tras la petición de ayuda realizada por el propietario

EUGENIO CABEZAS

Francisco José Jiménez lleva 25 años como taxista en Vélez-Málaga. Actualmente tiene dos licencias, por lo que recurre a conductores asalariados para cubrir los servicios. El pasado miércoles, sobre las 16.00 horas, uno de estos acudió a recoger a un cliente que había solicitado un servicio para desplazarse desde Torre del Mar hasta Marbella. Debido a que el depósito de gasolina no estaba lleno, el chófer decidió parar en una estación de Cajiz. En ese instante, el cliente se puso en el asiento del conductor y emprendió la marcha. «Rápidamente me llamó y avisé a los compañeros por la radio para que estuvieran atentos en todos los municipios de la Costa hasta Marbella», confesó a SUR Jiménez.

Gracias a la colaboración vecinal y de las redes sociales, el vehículo fue localizado en la barriada de El Ángel, en la localidad marbellí, sobre las 23.00 horas, apenas seis horas después de denunciarse su sustracción ante la Policía Nacional. «Estoy muy agradecido a los compañeros de Torremolinos y de Marbella que me ayudaron mucho, especialmente al número 38 de Marbella», confesó Jiménez, quien apuntó que la Policía Nacional le ha confirmado que el supuesto ladrón ya ha sido identificado, aunque, de momento, no ha sido detenido.

Repostó y se marchó sin pagar

Su identificación ha sido posible gracias a las cámaras de seguridad de varios establecimientos de hostelería de Torre del Mar. Además, el individuo, de nacionalidad rumana, paró el taxi en una gasolinera de la autovía en Benalmádena, donde repostó 85 euros y se marchó sin pagar. El vehículo presentaba algunos golpes y daños leves, ya que el ladrón le quitó el módulo luminoso del techo.

No obstante, ayer mismo pudo volver a prestar servicio en Vélez-Málaga, aunque con otro chófer. «El conductor cometió el error de no cobrarle algo nada más subir, cuando es una carrera tan larga, y luego no debió nunca parar a repostar con el cliente, se lo tengo prohibido», argumentó Jiménez, quien confesó que ha decidido despedirlo. «Me sabe mal, pero he tenido que hacerlo», señaló. El ya exempleado llevaba dos años trabajando para él como asalariado.