La moringa recala en la Axarquía

Leovigildo Martín es uno de los impulsores del cultivo./
Leovigildo Martín es uno de los impulsores del cultivo.

Sus hojas son adecuadas para ensaladas y también se comercializan sus semillas. Una empresa firma acuerdos con más de una decena de agricultores para implantar este árbol originario de La India con contratos de compra de cosecha durante 10 años.

AGUSTÍN PELÁEZ

Lo que empezó hace menos de un año como el ensayo de un agricultor de la Axarquía, Leovigildo Martín, presidente de la Asociación de Productores y Comercializadores de Stevia de la Axarquía, para ver la aclimatación de la moringa en la provincia está a punto de convertirse en un cultivo más en toda regla dentro del campo malagueño.

Hectáreas El cultivo comenzará con 20 hectáreas en distintos puntos de la provincia.
Agricultores La iniciativa está secundada por una veintena de agricultores y la Asociación de Productores y Comercializadores de Stevia de la Axarquía.
Contrato. Moringa S. L. ha firmado contratos para comprar la cosecha durante los próximos días años a los agricultores.
Precios. El compromiso es adquirir las hojas a 8 euros el kilo y 25 euros el kilo de semillas. La producción deberá ser ecológica.
Cosechas En España el cultivo da entre cinco y seis cosechas al año, una cada 45 o 60 días, dos menos que en África y Sudamérica.

La empresa Moringa S.L., que inició su andadura en 2007 en el mundo de la moringa y otras plantas nutritivas y medicinales, creando viveros en Zamora y posteriormente en Almería, México, Nicaragua, Paraguay, Argentina, Colombia, Venezuela y Ecuador, se ha propuesto iniciar la producción de esta especie también en Málaga con el objetivo de comercializar en Europa las hojas frescas en ensalada, así como las semillas.

La firma, que en Sudamérica ha destinado la producción a la alimentación animal, cuenta con una fábrica en Murcia para procesar las hojas tanto en fresco como en seco. Su proyecto pasa ahora por destinar las hojas a consumo humano, y más concretamente el mercado europeo.

La sociedad ha firmado en Málaga contratos con un total de 15 agricultores para el cultivo de 15 hectáreas de moringa en producción ecológica. El acuerdo incluye la compra de la cosecha de hojas y semillas durante un periodo de diez años, prorrogables otros cinco, a un precio mínimo de 8 euros el kilo de hojas y 25 euros el de semillas. Al menos, así lo ha asegurado el propietario de Moringa S,. L. José Manuel Vecilla. «La empresa se compromete además a enseñar al agricultor a preparar el terreno, cómo se realiza el cultivo y cómo tratarlo. Es decir, a facilitarles el manual de cultivo y a realizar un seguimiento de los mismos con nuestros técnicos», apunta Vecilla.

Según Martín, se estima que en una hectárea se pueden plantar 1.250 árboles, para producir semillas, aunque el proyecto prevé asimismo un millón de plantas más para la producción de hojas a modo de forraje. «Se plantarán a diez centímetros de distancia, entre árbol y árbol», explica Martín, pionero en el cultivo de este árbol en la Axarquía.

Un árbol siempre verde

La Moringa oleifera Lam, conocida en España como moringa, es una planta que pertenece a la familia Moringaceae. Pertenece al orden Brassicales, que también incluye la familia de la col y del rábano. Existen 13 especies, todas ellas son árboles de climas tropicales y subtropicales. Es originaria del norte de La India, pero crece muy bien en zonas cuya temperatura media oscila entre 12,6 y 40 grados centígrados, lo cual es un factor clave en el crecimiento de la planta. Es resistente a la sequía. En España, las condiciones más favorables para su cultivo se encuentran en las islas Canarias. Es un árbol siempre verde de tamaño pequeño y crecimiento acelerado (unos tres metros en su primer año). Alcanza los 12 metros de altura. Las frutas son vainas de color marrón oscuro que contienen unas 20 semillas. Destaca por su gran velocidad de crecimiento, su facilidad de propagación y por aceptar grandes podas.

«Lo que se presente es que con las semillas que se produzcan el primer año se plante el resto de la finca. La producción de semillas de un año es suficiente incluso para vender parte de la misma. La vida del árbol es de unos diez años y la producción de hoja por hectárea puede rondar entre los 10.000 y 13.000 kilos», señala Vecilla.

El responsable de Moringa S. L. aclara que, aunque en los países africanos y de Sudamérica la planta da hasta ocho cosechas al año, en el caso de Málaga rondará sólo entre las cinco y seis, una cada 45 o 60 días.

Hasta seis cosechas al año

«En Andalucía, por nuestra experiencia en Almería, donde llevamos ocho años con este cultivo en Carboneras, renunciamos a dos o tres cosechas, pero en cambio si podemos destinar la producción para elaborar ensaladas, ya que nos permite recolectar y tener el producto, al que hay que quitar el tallo y las ramas, en 24 horas en Europa», señala Vecilla.

El objetivo de la empresa es comenzar con los cultivos este mes de abril o a principios de mayo.

La moringa no es el cultivo más novedoso en la provincia de Málaga, pero no el único. Este año se ha iniciado también el cultivo en la vega de Antequera de la quinoa. En este caso la superficie de cultivo supera el millar, frente a las 15 de moringa. Entre los promotores de este nuevo cultivo se encuentra la Asociación de Productores y Comercializadores de Stevia de la Axarquía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos