Díaz, sobre Celis: «Conozco su valía, yo lo nombré al frente de los puertos»

El nuevo delegado del Gobierno lamenta que se le defina solo como rival de la presidenta, a la que pedirá la primera reunión tras acceder al cargo

M. D. T. SEVILLA.

Una vez confirmado Alfonso Rodríguez Gómez de Celis como delegado del Gobierno en Andalucía, el dirigente socialista lamentó en sus primeras declaraciones que se le describa solo como rival de Susana Díaz. «Es verdad que a lo largo de nuestra dilatada vida política ha habido desencuentros, pero parece que muchas veces también se olvidan los muchos encuentros que ha habido entre nosotros», aseveró a la Ser.

Gómez de Celis se sinceró al admitir estar un poco «cansado» de que se le señale siempre como enemigo político de Díaz. Tanto el nuevo delegado como la presidenta de la Junta cumplieron con las buenas formas e hicieron ver que va a prevalecer la cordialidad institucional. Gómez de Celis avanzó que la primera reunión que pedirá será a la presidenta de la Junta andaluza porque los objetivos «son comunes».. Aunque no será con esta sino con el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, con quien acostumbran a despachar los delegados del Gobierno, al menos los dos últimos del PP, Carmen Crespo y Antonio Sanz.

Díaz no fue tan explícita como Gómez de Celis en reconocer la rivalidad política. Al ser preguntada por los periodistas dijo que le parece «bien» el nombramiento y para remarcar esta opinión recordó que fue cargo suyo en el Gobierno en la Junta, en concreto director general de Puertos de Andalucía. «Les he dicho que conozco su valía, por eso lo nombré. Me parece muy bien», dijo a los periodistas tras reiterarles estos preguntas sobre las diferencias.

Díaz nombró director general de Puertos a Gómez de Celis en 2015, tras las elecciones autonómicas. Un año antes se produjo uno de esos periodos de encuentro entre ambos, al defender los dos la candidatura de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE en 2014. Díaz impidió que Sánchez situara a Gómez de Celis en la ejecutiva federal como cuota andaluza. A cambio atendió la petición de Sánchez y le buscó un hueco al frente de la empresa pública de los puertos andaluces. En ese cargo estaba cuando surgió otro periodo de desencuentro, cuando respaldó a Pedro Sánchez en las primarias socialistas de 2017 contra Díaz. La presidenta no le destituyó y Gómez de Celis dejó el puesto cuando Sánchez le colocó en la ejecutiva federal tras el congreso de junio del pasado año al frente de Política Institucional.

Gómez de Celis quiere cumplir con su papel institucional, aunque los recelos que hay entre ambos seguirán siendo objeto de atención periodística. «Por mi parte, y estoy seguro de que también por todas las partes, en absoluto es tanto como se esgrime o se exagera en algunos casos», dijo Gómez de Celis convencido de que habrá una «relación magnífica» entre Delegación y Junta.

 

Fotos

Vídeos