Varias asociaciones y colectivos de Málaga se unen en un evento contra el cambio climático

Jesús Iglesias, Mamen Borrego, Lucía Chen y Gerardo González durante el encuentro /C.SAN MARTÍN
Jesús Iglesias, Mamen Borrego, Lucía Chen y Gerardo González durante el encuentro / C.SAN MARTÍN

El dinero recaudado se destina a Andalimpia, que repartirá ceniceros reutilizables por las playas

CLAUDIA SAN MARTÍNMÁLAGA

Decenas de mensajes nos avasallan a diario en los medios de comunicación y en la publidad para darle voz a un planeta que nosotros mismos estamos ahogando en residuos. La problemática medioambiental es más real que nunca. La Tierra está gritando 'SOS' en cualquier idioma y forma de expresión posible para que la humanidad le dé un respiro cambiando radicalmente la manera de producción y consumo. Y esto, sin duda, podemos verlo y sentirlo en nuestras propias carnes: sequías devastadoras, lluvias torrenciales inesperadas o temperaturas excesivamente altas en una época del año que no corresponde. Un largo etcétera llena esta lista de 'alertas rojas' que la humanidad padece. Y lo cierto es que muchos no miran hacia otro lado ante esta problemática mundial: los jóvenes ya saben qué hay que hacer para frenarla. El fénomeno 'Fridays For Future' de Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años, consiguió movilizar en este año a más países de los que podía imaginar: jóvenes de Australia, Estados Unidos, Bélgica, Alemania o España exigen a los dirigentes políticos que impongan una solución para aminorar este impacto medioambiental faltando a clase los viernes.

En Málaga, las asociaciones y colectivos de la ciudad también se están sumando a la lucha común por salvar el planeta. Es en este momento cuando entra en juego la solidaridad y paciencia de muchos malagueños que se dejan la piel cada día llevando a cabo acciones solidarias como la que se vivió el sábado en la Polivalente. Lucía Chen, la artífice de este evento, tiene en su interior una bondad que irradia y desborda por cada poro de su piel. Consciente de ello la empleó en ayudar a los demás e involucrarse en causas con diferentes colectivos. A esta nueva cita el pasado 3 de agosto se sumaron la asociación Andalimpia, la Alianza Malagueña Por la Emergencia Climática y Ecológica, Greenpeace España y artistas malagueños. ¿La finalidad del evento? Concienciar sobre la problemática, dar a conocer la labor de estos tres colectivos y disfrutar de música en directo de la mano de los artistas locales. Andalimpia, asociación a la que se destinó el dinero recaudado, lleva en acción poco más de un año. Alrededor de 40 personas que la conforman se reúnen cada cierto tiempo para realizar limpiezas en arroyos, playas o montañas. Desde enero de 2018, que llevan funcionando, han conseguido retirar 3.500 kilos de residuos, y sólo 1.500 de estos en las playas. Gerardo González, uno de los miembros fundadores de Andalimpia, advierte que con las limpiezas sólo se está poniendo «un parche al problema» y que la clave para acabar con el desgaste del planeta es el reciclaje y la reducción del consumo innecesario de envases: «Con el dinero recaudado queremos comprar ceniceros reutilizables para repartirlos en las playas», afirma González, conscientes de que la maquinaria que limpia las costas no puede retirar las colillas, siendo estos los desechos más contaminantes para los océanos.

Por su parte, Greenpeace Málaga pidió a los asistentes que pusieran su granito de arena firmando en la página oficial del colectivo a favor de la campaña de expedición de los océanos de polo a polo, que pretende instaurar espacios protegidos y santuarios: «En las expediciones se quieren destacar esto lugares sagrados para respetar la biodiversidad marina. Las explotaciones de petróleo o la sobrepesca indicen mucho en el mar, que da alimento a millones de personas», afirma Mamen Voluntaria de Greepeace en la ciudad.

Desde la Alianza Malagueña Por la Emergencia Climática y Ecológica, una confluencia de movimientos sociales y colectivos, lanzan un mensaje muy claro: «Pedimos al Ayuntamiento de Málaga que declare la emergencia climática y a partir de ahí construir soluciones entre todos que sean transversales y que generen una economía más cercana y humana», propone Jesus Iglesias, miembro del colectivo. La realidad es que sólo disponemos de 18 meses para crear, como apuntó Iglesias, «una acción política eficiente», y asi poder alcanzar en 2030 una reducción del 50% de todas las emisiones contaminantes.

Cuando Lucía Chen quiso invertir su tiempo en ayudar a los demás pensó que no había mejor manera que a través de la música. 'Solidagua' llenó el bar la Polivalente del barrio de Lagunillas de amigos y familiares que no quisieron perderse la ocasión de participar en esta cita por los mares el pasado sábado. El rostro de Chen al comienzo del evento ya mostraba ilusión y algunos nervios por lo que vendría, pero entre conocidos todo es mucho más sencillo.Entre las asociaciones y colectivos invitados, Andalimpia, Greenpeace y la Alianza Malagueña Por la Emergencia Climática y Ecológica presentaron el problema al que se enfrenta el mundo entero, y más concretamente los malagueños, y aportaron las solucionesa las que entre todos podemos llegar.

«Hay que mandar un mensaje positivo a pesar de la alerta climática para tomar acciones entre todos. Todos los que habitamos el mundo tenemos el poder de cambiarlo para mejor», comentó Chen durante la entrevista. Desde Andalimpia vieron cómo desde el pasado mes de abril, que comenzaron a recibir sus primeros socios, el número de interesados aumentó exponencialmente: «Notamos que la gente es consciente de lo que pasa, pero luego parece que se olvida», afirmó Gerardo González. 'Solidagua', más que un evento recaudatorio, fue una buena excusa para reunir todo lo bueno que el ser humano puede lograr: «Estamos distraidos, pero lo que de verdad nos da la felicidad es hacer cosas por el mundo», reconoció Chen en la entrevista con SUR.

«Lo que de verdad nos da la felicidad es hacer cosas por el mundo»

Cuando Lucía Chen quiso invertir su tiempo en ayudar a los demás pensó que no había mejor manera que a través de la música. 'Solidagua' llenó el bar la Polivalente del barrio de Lagunillas de amigos y familiares que no quisieron perderse la ocasión de participar en esta cita por los mares el pasado sábado. El rostro de Chen al comienzo del evento ya mostraba ilusión y algunos nervios por lo que vendría, pero entre conocidos todo es mucho más sencillo.Entre las asociaciones y colectivos invitados, Andalimpia, Greenpeace y la Alianza Malagueña Por la Emergencia Climática y Ecológica presentaron el problema al que se enfrenta el mundo entero, y más concretamente los malagueños, y aportaron las solucionesa las que entre todos podemos llegar.

«Hay que mandar un mensaje positivo a pesar de la alerta climática para tomar acciones entre todos. Todos los que habitamos el mundo tenemos el poder de cambiarlo para mejor», comentó Chen durante la entrevista. Desde Andalimpia vieron cómo desde el pasado mes de abril, que comenzaron a recibir sus primeros socios, el número de interesados aumentó exponencialmente: «Notamos que la gente es consciente de lo que pasa, pero luego parece que se olvida», afirmó Gerardo González. 'Solidagua', más que un evento recaudatorio, fue una buena excusa para reunir todo lo bueno que el ser humano puede lograr: «Estamos distraidos, pero lo que de verdad nos da la felicidad es hacer cosas por el mundo», reconoció Chen en la entrevista con SUR.