Cómo aprender a cuidar el mar

El Aula del Mar ofrece por sexto año consecutivo actividades para ayudar a preservar los fondos marinos

MANUEL G. BORREGOMÁLAGA
Cómo aprender a cuidar el mar

El mero hecho de tirar una bolsa al mar puede confundir a una tortuga marina, cuya principal fuente de alimentación son las medusas, y provocarle la asfixia. Para intentar evitar estas situaciones, el Aula del Mar, en colaboración con la Obra Social de Unicaja y el Ayuntamiento de Málaga, se lanza a la playa por sexto año consecutivo para concienciar a los bañistas de las peculiaridades de la fauna marina y enseñarles a disfrutar de ella sin poner en riesgo su preservación.

Así lo ha manifestado Juan Jesús Martín, responsable de educación ambiental del Aula del Mar y coordinador del Laboratorio Marino Itinerante. «Existe un déficit de sensibilización, por lo que hay que cambiar el chip y conocer un poco más la fauna, sus necesidades y las especies que hay en peligro de extinción», ha explicado.

El laboratorio, que ha sido presentado esta mañana en la playa de La Malagueta, consta de una carpa en la que se realizan juegos y actividades «para los pequeños pero también para los mayores» y tiene el objetivo de concienciar a los bañistas «de una forma divertida e interactiva». Entre ellas destacan la demostración del ciclo del agua, la simulación de un vertido de petróleo o la explicación de por qué el cambio climático debilita las conchas.

La carpa prevé recorrer todos los municipios de la provincia, y se trasladará a Nerja, su próximo destino, el 23 de julio. «Sería mejor si tuviéramos muchos más días durante todo el verano y nos pudiéramos trasladar a todas las playas, pero la situación es la que es», comenta Martín, que se muestra optimista con respecto al futuro del proyecto: «Espero volver por aquí el año que viene».