Expulsan de un instituto a un niño con necesidades especiales

Los padres piden más recursos en los centros para menores con discapacidad y mayor vigilancia para evitar que se involucren en situaciones conflictivas

AMANDA SALAZARMÁLAGA

Los padres de un menor de 14 años denuncian la falta de recursos en los centros educativos de Secundaria para los niños con alguna discapacidad que, a su juicio, ha llevado a la expulsión de su hijo. El menor, que tiene diagnosticado un Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), hiperactividad y falta de atención y un retraso mental leve moderado ha sido expulsado dos veces en este curso.

Sus padres, desesperados por ver cómo su hijo pierde clases, señalan que ese mal comportamiento no es más que una consecuencia de su discapacidad y piden más medios en el centro educativo para evitar que estudiantes en su misma situación sean apartados por sus propias deficiencias.