La autovía entre Vejer y Algeciras será de nueva construcción y no afectará a viviendas

Fomento remite a Medio Ambiente el trazado definitivo para su evaluación de impacto La inversión supera los 450 millones y la obra puede empezar a finales de 2011

JAVIER RODRÍGUEZ| CÁDIZ

Un trazado a la carta, limpio y sin problemas vecinales. La construcción de la futura autovía entre Vejer y Algeciras sigue envuelta en trámites administrativos previos a su obra, pero el proyecto acaba de recibir un fuerte impulso con la terminación de su estudio informativo. El Ministerio de Fomento ha remitido al de Medio Ambiente la documentación de los últimos 75 kilómetros que restan para culminar la denominada autovía Costa de la Luz (A-48) entre Cádiz y Algeciras. El tramo en cuestión afecta a los municipios de Vejer, Barbate, Tarifa y Algeciras, conectados ahora por la N-340.

El desdoble de la antigua carretera que vertebra la costa gaditana desde Cádiz hasta Algeciras es una reivindicación histórica de la provincia que tiene su primer impulso en 1991 con la conversión en autovía de la N-340 entre San Fernando y Chiclana. Hubo que esperar hasta 1994, con Josep Borrell en Obras Públicas, para que el Gobierno central, la Junta y la Diputación firmaran el convenio Dos Bahías que recogía el desdoblamiento Chiclana-Conil entre 1994 y 1997. Los últimos seis kilómetros entre Conil y Vejer se abrieron al tráfico en 2007.

El trazado que se somete ahora a estudio de impacto ambiental es fruto del acuerdo entre Fomento y los alcaldes. Se trata de una autovía nueva, es decir, no se desdobla la actual carretera. Por esta razón, ha sido muy difícil decidir entre las cinco alternativas presentadas ya que cada una, por separado, ofrecía inconvenientes. Al final se ha optado por modificar el recorrido inicial en los tramos más conflictivos entre Vejer y Barbate, concretamente en la zona de Santa Lucía y Cañada Ancha, así como en Tarifa, en el área de Facinas y La Peña. Igualmente, se ha incluido en el trazado un enlace con Barbate y Zahara de los Atunes que se denomina el nudo de La Janda.

Medio Ambiente tiene a partir de ahora seis meses para dar su veredicto al trazado, que salva el parque natural de La Breña, en Barbate, rebaja el impacto en la Dehesa de Montenmedio, supera el parque natural del Estrecho en Tarifa y rebasa con un túnel de dos kilómetros las inmediaciones del parque de Los Alcornocales, a la altura de Valdevaqueros, también en el término de Tarifa.

El presidente de la Comisión de Fomento en el Congreso, el diputado socialista por Cádiz, Salvador de la Encina, confía en que a final de 2009 esté terminada la evaluación de impacto ambiental de la autovía. De esta forma, los técnicos del Ministerio comenzarán en 2010 a redactar el proyecto de construcción, paso previo a la licitación y adjudicación de las obras, que se prevén para finales de 2011. Si se cumplen los plazos marcados por Fomento, la autovía será una realidad en 2016, aunque durante este espacio de tiempo se abrirán por fases algunos de sus tres tramos. Son cinco años de tramitación en los despachos hasta ver las máquinas moviendo tierra.

El Gobierno central ha consignado en los Presupuestos de 2009 una partida de sólo 100.000 euros para arrancar este proyecto, que supera los 450 millones de euros de inversión. Fomento asegura que esta obra tendrá en 2010 una fuerte partida presupuestaria.

Las dificultades que ha tenido que superar el nuevo trazado, que discurre casi paralelo a la N-340, se centran, sobre todo, en el término de Vejer, donde el recorrido propuesto inicialmente afectaba a una decena de viviendas localizadas en las pedanías de Santa Lucía y Cañada Ancha. La nueva alternativa salva las construcciones y, al mismo tiempo, incluye un viaducto de 360 metros y un túnel de 640 en esa zona.

El alcalde de la localidad, el socialista Antonio Jesús Verdú, se muestra muy satisfecho con la solución aportada por Fomento, que ha mantenido contactos con el Ayuntamiento desde 2006 para lograr el acuerdo. Los vecinos afectados tuvieron ocasión de presenciar el pasado 2 de junio los detalles de la cartografía y el recorrido.

La autovía sigue su curso por el municipio de Barbate y toca levemente la Dehesa de Montenmedio. El alcalde de Barbate, el socialista Rafael Quirós, ha destacado que el nuevo trazado incluye un nudo de conexión con Barbate y Zahara. Al mismo tiempo, se ha mostrado partidario de rebajar algo más el impacto sobre Montenmedio con paneles antisonido.

Por su parte, el alcalde de Tarifa, el socialista Miguel Manella, también valoró de forma positiva la alternativa aprobada. En su caso salva los inconvenientes planteados con los vecinos de La Peña, en el parque de Los Alcornocales, con un túnel de 2 kilómetros entre Valdevaqueros y La Peña, «una zona muy turística».

La culminación de la autovía A-48 es clave para la vertebración de la costa gaditana. El turismo que llega a la provincia procedente del arco Mediterráneo utiliza la actual vía de comunicación que es la N-340, una de las carreteras más peligrosas de la provincia y con mayor densidad de tráfico.

Fotos

Vídeos