Diario Sur

El PP y el Gobierno andaluz se reprochan la parálisis de las obras del hospital

Ángeles Muñoz, ayer, a las puertas del Hospital Costa del Sol.
Ángeles Muñoz, ayer, a las puertas del Hospital Costa del Sol. / Josele-Lanza -
  • La exalcaldesa Ángeles Muñoz acusa a la Junta de «inacción» y al tripartito de «complaciencia». La delegación provincial de Salud recuerda que fue la edil popular quien paró los trabajos

La situación de parálisis en la que se encuentran las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol desató ayer un nuevo cruce de acusaciones entre el PP y el equipo de gobierno local, al que se sumó también la propia Junta de Andalucía. En el fondo del debate la cuestión: ¿quién tiene la culpa de la parálisis de los trabajos? Si es que se puede llegar a cargar la responsabilidad sobre una sola de las partes. A primera hora de la mañana era la exalcaldesa y edil del PP, Ángeles Muñoz, quien, desde la misma puerta del centro hospitalario, volvía a reclamar la reanudación de los trabajos acusando al Gobierno andaluz de «inacción» y al Ayuntamiento de Marbella de «complaciencia».

Los populares anunciaban la propuesta que hoy defenderán en el pleno municipal y que persigue que desde el Consistorio se reclame al Ejecutivo andaluz la inclusión de partidas concretas en el presupuesto para 2017 para finalizar de una vez» el proyecto de ampliación del hospital.

La también senadora recordó que las obras están paralizadas desde 2010 y lamentó que la Junta optara en su día por «la vía de la concesión para financiar la ampliación, en lugar de asumir dicha obra con financiación propia, lo que hubiera evitado todos los problemas que se han sucedido durante estos años», expuso Muñoz.

Desde la delegación provincial de Salud de la Junta se respondía a través de un comunicado que fue precisamente la entonces alcaldesa Ángeles Muñoz, «que ahora da lecciones a la Junta de gestión sanitaria», indicaron, quien paralizó las obras tras denegar la licencia de urbanización a la empresa concesionaria «e iniciar un proceso judicial que aún perdura y que la Junta sigue esforzándose en desbloquear», recoge el documento.

Pleitos

La Junta de Andalucía defiende que la situación actual de la ampliación del centro «se debe a la nefasta gestión realizada por su propio partido». Igualmente incidió en que «Marbella ha perdido tres años en pleitos contra la concesionaria. En 2013 el Juzgado de lo Contencioso número 7 de Málaga autorizaba a la empresa a cobrar por el aparcamiento en superficie, motivo por el que el Ayuntamiento de Marbella, con Ángeles Muñoz como alcaldesa, paraliza las obras de ampliación».

Desde el Ejecutivo andaluz se hace hincapié en que la Consejería de Salud y el Ayuntamiento de Marbella continúan trabajando «codo con codo» para desbloquear las obras de ampliación del hospital y poder reiniciarlas «lo antes posible, como también lo hace con el proyecto de un nuevo centro de salud en San Pedro».

Precisamente sobre estas gestiones en las que trabajan el Ayuntamiento y la Junta preguntaba ayer Ángeles Muñoz ironizando sobre la labor que desarrolla en este asunto el alcalde José Bernal. «Ya hace casi un año que el señor Bernal aseguró estar trabajando para solucionar esta situación, se ve que ha tenido poco éxito en sus gestiones», dijo.

Ante estas críticas fue la concejala de Sanidad, Ana Leschiera, quien respondió a Muñoz, a quien acusó de «intentar nuevamente boicotear la reanudación de las obras del Hospital Costa del Sol». En este sentido, la edil defendió que «desde el inicio del mandato desde el Ayuntamiento hemos llevado a cabo conversaciones y reuniones con la Junta de Andalucía, el Servicio Andaluz de salud (SAS) y la UTE adjudicataria, buscando la reanudación de las obras». No llegó a hablar de plazos. Leschiera anunció que la solución definitiva para la reanudación de las obras se encuentra en estos momentos «muy avanzada». Por ello, instó a la concejala del PP a que «no se quiera apuntar un tanto con este tema, cuando la realidad es que ella misma se encuentra detrás de una campaña negativa, que persigue una vez más el intento de boicotear la reanudación de las obras del Hospital Costa del Sol».