Diario Sur

El proyecto incluye la realización de obras de infraestructura

  • Los promotores financiarán un nuevo acceso desde la autovía, aparcamientos públicos y los caminos de entrada a la playa

El Ayuntamiento de Marbella ha considerado como un proyecto estratégico para la ciudad la iniciativa de construir un hotel cinco estrellas gran lujo en la zona de las dunas de Real Zaragoza, que completará la oferta hotelera en la zona Este de la ciudad, la de menor desarrollo turístico. El proyecto implica también el desarrollo de varias infraestructuras públicas que serán financiadas por el grupo inversor como parte del acuerdo urbanístico que dará lugar a la construcción del hotel.

Debido a que las licencias para comenzar las obras del hotel se demorarán al menos hasta el verano del año próximo por la tramitación necesaria, el grupo inversor comenzará a desarrollar antes estas obras de infraestructura, según explicó ayer Fernando Ruiz, responsable del desarrollo urbanístico del proyecto.

Entre estas obras, cuyos proyectos se presentarán en un plazo de dos meses, se encuentran la regeneración de las dunas, el acceso público a la playa y el enlace en la autovía A-7.

La primera de esas iniciativas consiste en añadir unos 33.000 metros cuadrados más a la reserva ecológica Real de Zaragoza, que cuenta actualmente con 15.000 metros cuadrados. Ello supondrá que el espacio de protección dunar en primera línea de playa crecerá hasta las cinco hectáreas. Para este proyecto, los promotores se han comprometido a contar con la Asociación Pro Dunas y con el departamento de Biodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente.

El acceso público a las playas discurrirá al Oeste del complejo hotelero e incluirá una bolsa de aparacmiento público con capacidad para un centenar de vehículos.

La inversión más importante se hará en el enlace con la A-7, que consistirá en una rotonda soterrada y carriles de acceso y de servicio. Estos tres proyectos supondrán una inversión aproximada de nueve millones de años.

En su intervención, el alcalde, José Bernal, aseguró que la iniciativa de Platino Estates «es un proyecto de vanguardia que va a generar riqueza y empleo en la ciudad» y que desde el primer momento ha contado con el respaldo del Ayuntamiento.

Bernal resaltó que se trata de una propuesta «que respeta enormemente el entorno ecológico, integrando y poniendo en valor el sistema dunar, y que se va a complementar con la construcción de una rotonda soterrada en la N-340 que mejorará todos los accesos y comunicaciones de la zona».