La retirada del amianto en el CEIP José Calderón de Campanillas empezará en diciembre

Responsables andaluces de Educación informan de la reunión mantenida.
Responsables andaluces de Educación informan de la reunión mantenida. / SUR
  • Las actuaciones más complejas se realizarán en el verano próximo, según ha informado la Junta a los padres de los alumnos del centro

El director general de la Agencia Pública Andaluza de Educación, Juan Manuel López Martínez, la delegada territorial de Educación, Patricia Alba, y el gerente provincial de la agencia, Salvador Trujillo, han mantenido una reunión hoy con miembros de la Asociación de Padres y Madres de Alumnos del CEIP José Calderón de Campanillas y con la dirección del centro para informarles del plan del Gobierno andaluz para la retirada del amianto en centros educativos.

Juan Manuel López Martínez ha informado a los representantes del centro y del AMPA del mismo que las primeras actuaciones para la retirada de amianto en este equipamiento educativo se efectuarán durante las vacaciones escolares de Navidad, mientras que las labores más complejas se trasladarán al periodo no lectivo del verano próximo, quedando culminados todos los trabajos antes del inicio del próximo curso, según han informado desde el Ejecutivo a través de un comunicado.

Tanto el director general como la delegada territorial de Educación han destacado el clima cordial y el buen entendimiento con el colectivo de padres y madres del CEIP José Calderón de Campanillas y han subrayado que la Junta se encuentra en estos momentos en proceso de elaboración de un registro de infraestructuras educativas con presencia de este material, que es el primer paso del proceso de actuación en este planificación de retirada de amianto de centros educativos.

Asimismo, la Consejería de Educación ha venido desarrollando actuaciones de retirada de elementos que contienen amianto dentro de la actividad ordinaria de mejora en las infraestructuras de los centros, pero que ahora, y para dar respuesta a la preocupación de la comunidad educativa en esta cuestión, se va a desarrollar una acción específica consistente en la planificación de actuaciones para identificar los edificios públicos escolares con materiales que contengan amianto y evaluar el estado de dichos materiales para proceder, en su caso a su retirada gradual.

Proceso de actuación

-La elaboración de un registro de las infraestructuras educativas que contemplen los edificios con materiales con contenido de amianto. El punto de partida estará constituido por los centros de los que se tiene conocimiento, por las diferentes fuentes de información existentes, de la presencia de materiales de este tipo.

-Análisis técnico “in situ” de los edificios existentes en los centros inventariados, recogiendo aquellas características técnicas que sean necesarias y conducentes a la valoración de la actuación a acometer.

-Determinación de los elementos constructivos que presenten fibras de amianto. Así como estado de los mismos que pueda determinar su prioridad en la ejecución de la retirada.

-Se otorgará prioridad a aquellas actuaciones que se dirijan a la eliminación de los materiales friables.

-Catalogación de elementos constructivos no friables y evaluación del riesgo, en función de su antigüedad.

-Determinación de elementos constructivos no friables que se encuentren en buen estado de conservación.

-Evaluación y propuesta de actuación sobre el elemento, según sus circunstancias particulares.

-Contratación y elaboración de proyectos de ejecución.

-Plan de eliminación de amianto.

El pasado 5 de julio el Consejo de Gobierno aprobó la planificación para la eliminación del amianto en las infraestructuras educativas, que destinará 60 millones de euros a la retirada progresiva de este material en aquellos centros escolares públicos que sean determinados por los técnicos de la Consejería de Educación.

Etapas

El programa se desarrollará en dos etapas. La primera, entre 2016 y 2020 y con un coste de 40 millones, tendrá como objetivo elaborar un registro de instalaciones, tanto de titularidad municipal como autonómica (escuelas infantiles, colegios de Infantil y Primaria, institutos de Educación Secundaria, centros de Educación Especial, Escuelas Oficiales de Idiomas, centros de enseñanzas artísticas y residencias escolares).

La segunda etapa, a desarrollar entre 2021 y 2022 y con un coste estimado de 20 millones, se centrará en el resto de instalaciones afectadas. Anteriormente, la Junta ya realizó trabajos de eliminación de amianto en 54 centros.

Las firmas encargadas de la retirada del material deberán pertenecer al registro de empresas con riesgo por amianto. Asimismo, el plazo y los recursos asignados a cada intervención dependerán de la conservación y vida útil del material evaluado, de su dimensión, de su mayor o menor accesibilidad y de si requiere o no material de reposición.

El Gobierno andaluz recuerda que la mera presencia de fibrocemento no debe ser motivo de alarma para la comunidad educativa. Solo si el material se manipula, perforándolo o cortándolo, o en menor medida si se rompe, puede haber riesgo de desprendimiento de partículas de amianto.