«Queremos que los estudiantes no vean la cultura como algo aburrido»

Alessandra García en la entrada del Contenedor Cultural. :: crónica./
Alessandra García en la entrada del Contenedor Cultural. :: crónica.

Alessandra García Actriz y programadora del Contenedor Cultural

SANTIAGO MOLINA MÁLAGA.

El Contenedor Cultural que creó la Universidad de Málaga hace dos años ha supuesto expandir el horizonte lúdico y cultural tanto de la comunidad de la UMA como de las personas ajenas a ella. Para crear una programación acorde con este propósito, desde la Universidad se optó por contar con alguien que conociese el mundillo cultural desde dentro: Alessandra García. Ella, además de ser la responsable de las propuestas que llegan a este espacio, es actriz de teatro, estudió en la Escuela Superior de Arte Dramático y actualmente conjuga su labor en el Contenedor Cultural con la interpretación en varias obras teatrales.

-¿Cómo llegó a ser la programadora del Contenedor Cultural de la UMA?

¿QUIÉN ES?

uCurrículum
Licenciada por la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga y programadora del Contenedor Cultural.
uActuación
Actualmente, dirige y protagoniza 'Chaquetera', una obra estrenada el pasado 5 de febrero.
uOtros proyectos
Además de su trabajo como programadora, imparte talleres de artes escénicas en el Contenedor Cultural.

-La vicerrectora de Cultura y Deportes, Tecla Lumbreras, contactó conmigo para que hiciese una campaña de publicidad para la fiesta de inauguración del Contenedor y a raíz de ahí me propuso que participase más directamente.

«El objetivo es traer un teatro alternativo para ofrecer a los asistentes algo que no puedan ver en otro lugar» «Era muy necesario este proyecto tan ilusionante en la ciudad de Málaga»

-¿Cuál es la labor que desempeña en este espacio?

-Tengo que crear, organizar y coordinar el programa que oferta el Contenedor Cultural para que los miércoles haya artes escénicas y los jueves música. El objetivo es traer un teatro alternativo para ofrecer a los asistentes algo que no puedan ver en otro lugar. Dar la oportunidad, también, a las personas jóvenes que se están iniciando en el teatro, para que puedan presentar sus propuestas. Lo mismo ocurre con la música, lo fundamental es que el Contenedor no sea de nadie y encaje todo el mundo.

-¿Cómo compagina la actuación con su trabajo en el Contenedor Cultural?

-Por momentos es complejo, porque mi pasión es la interpretación. Soy actriz y quiero seguir siéndolo durante mucho tiempo. Cuando paso muchos días en la oficina, a veces me entra el miedo. Pero estoy muy contenta llevando a la vez ambas cosas.

-¿Cuáles son los próximos objetivos del Contenedor?

-Que no quepa más gente, es decir, llenarlo y que los estudiantes se hagan asiduos al teatro y a la música. Intentaremos que los universitarios tengan una opción más relacionada con la cultura, que no lo vean como algo aburrido y que tengan más presente este espacio.

-¿Por qué decidió unirse al equipo del Contenedor?

-Vi que este proyecto ofrecía al público universitario una programación de calidad y enriquecedora, sobre todo para estas edades. Además, cuando veo que la gente disfruta y que el artista está a gusto me doy cuenta de la verdadera importancia de esto. Era muy necesario este proyecto tan ilusionante en Málaga.

-Profesionalmente, ¿qué tipo de teatro le atrae?

-El teatro experimental, contemporáneo, el relacional e incluso el posdramático, aunque tiene poca cabida en el panorama actual malagueño. Me gusta combinar distintos campos; incluyo la música y busco que el público sea participativo. Por ello, en mi obra 'Chaquetera' -que ha llevado esta temporada al Cervantes-, el público tiene que interactuar y tiene un rol muy importante.

Una reflexión

-¿Qué puede encontrar el espectador en 'Chaquetera'?

-Esta obra va de observarnos; es un trueque. Yo te observo y hago de ti para que tú, luego, puedas verte a ti mismo. Son seis personajes que puedes encontrarte en Málaga, intento ser costumbrista. Los personajes son reales, me centro en la persona anónima y común.

-¿Con qué le gustaría que se quedase el público al ver su obra?

-Quiero que haya una reflexión, que el público ser ría, pero la obra cuestiona el teatro. Me pregunto por qué el teatro ha sobrevivido hasta hoy. Quiero que sea un espejo de las personas que vayan a verlo y que conecten con los personajes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos