Diario Sur

La Junta reduce el pago medio de sus facturas a 15,29 días

 La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. EFE/Raúl Caro
La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. EFE/Raúl Caro
  • Montero avanza que la reordenación de la Tesorería General y el decreto de garantía de tiempos de pago estarán a fin de año

Las nuevas normas para reorganizar el funcionamiento de la Tesorería General de la Junta y para establecer el plazo medio de pago a proveedores fueron avanzados ayer por la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ante la comisión correspondiente del Parlamento andaluz. Aún a falta de esta nueva regulación, la consejera aseguró que el Gobierno autónomo ha reducido el tiempo medio de pago a sus proveedores, que en julio se situó en 15,29 días, por debajo de lo que la nueva norma va a establecer, que será de 20 días.

La consejera explicó la situación de la tramitación del borrador del decreto por el que se regula la organización y funcionamiento de la Tesorería General de la Junta de Andalucía, al que han presentado ya alegaciones una veintena de entidades en el trámite de audiencia, que acaba de concluir. Su previsión es que sea aprobado por el Consejo de Gobierno antes de fin de año, para que entre en vigor en enero de 2017. Para la misma hecha prevé que se apruebe del decreto de garantía de los tiempos de pago, una norma pionera y aún en fase de alegaciones, que ha registrado ya la aportación de 21 entidades.

En su comparecencia, la consejera anunció el dato que en breve publicará la web de la Consejería y que marca un nuevo mínimo en el plazo de pago a los proveedores. Montero destacó que al disminuir el Periodo Medio de Pago, hasta los 15,29 días se consigue «un importante descenso acumulado en el plazo de pago a proveedores de 23,26 días en lo que va de año, desde enero, cuando se situaba en 38,55 días», con el consiguiente beneficio para la economía regional.

También destacó que en el último año la Junta de Andalucía «ha cancelado deuda comercial por casi 9.000 millones de euros (8.928 millones), lo que supone un gran esfuerzo por parte de nuestra Administración, teniendo en cuenta además que de ese montante el Fondo de Liquidez Autonómica solo ha aportado 2.200 millones», de forma que «la mayor parte de la cancelación de la deuda la hemos realizado nosotros 'a pulmón'».