Diario Sur

Igualdad, convivencia, lectura, comunidad de aprendizaje, las otras enseñanzas de la escuela

  • "Tenemos claro que estamos formando a personas en valores, además de conocimientos", afirma De la Calle

Propongo a Adelaida de la Calle descender a pie de aula para conocer los muchos servicios que presta la escuela y que dan respuesta a conflictos puntuales y concretos que afectan a los niños y su entorno. Es un espacio rico y apasionante, pero muy desconocido, lleno de ejemplos muy significativos de buenas prácticas en áreas diversas, desde el aprendizaje de la igualdad, una prioridad absoluta, hasta la lucha contra el bullying, las escuelas de paz, ecoescuelas, etc. Todo, dice, está en los centros y no hay más que entrar para saber cómo respiran.

«Tenemos claro que estamos formando a personas en valores, además de conocimientos. Eso se hace muy bien en Andalucía. Lo he visto en otros países nórdicos cuando he tenido la oportunidad. El sistema es muy básico y parte de dar autonomía a cada centro que es el que sabe qué tiene en su entorno, y cómo ese concepto de tribu se puede cumplir, o suplir con proyectos».

La convivencia, la paz, la igualdad, son temas que ocupan y preocupan a casi todos y se desarrollan programas específicos. Además, hay otros que favorecen el aprendizaje, como el Tic 2.0, entre los que destaca los que se aplican a niños de educación especial, «que necesitan tecnología para aprender de forma diferente y tener igualdad de oportunidades».

La consejera destaca las ‘comunidades de aprendizaje’, que se iniciaron en zonas deprimidas, pero se han extendido a otras por su eficacia: «sociedad y colegio colaboran bien a través de asociaciones de padres, o profesores jubilados, y se están extendiendo en red por distintas zonas, como lo hace el programa de ‘familias lectoras’, con las bibliotecas, que estimula la lectura, facilita el conocimiento del lenguaje y crea hábitos muy significativos».

Hay programas de flamenco, «un arte innato entre nosotros», y de otras músicas que atraen a los alumnos, generan un entorno y luchan contra el absentismo. Se busca, dice, un «sistema de aprendizaje solidario». «Alguien me decía que apostamos por igualar por abajo y no por arriba. Se equivocan. Los niños que van más arriba llegan antes a la meta, pero tienen el compromiso de ayudar a otros para que alcancen su nivel. Eso me impresionó. Como lo hace el tema de igualdad. Tenemos que hacer mucho hincapié».

Violencia de género

Los planes de igualdad en los centros son fundamentales en esta etapa. Adelaida de la Calle resalta la eficacia de líneas de trabajo como los concursos y se declara impresionada por alguno de los trabajos realizados. Cita entre ellos una serie fotográfica en que los chicos retrataron a sus compañeras maquilladas como si hubiera sido víctimas de violencia de género, una manera muy eficaz de hacer ver los terribles efectos de esta lacra.

Asimismo, los centros se esfuerzan contra el acoso escolar, con protocolos de actuación pioneros en España, «el Ministerio está intentando sacar uno, porque no se había abordado», indica, mientras prepara otro para hacer frente al ciberacoso.

Hay también en marcha un plan de formación de mediadores, dentro de los planes de convivencia en los centros: «Los problemas son mínimos en relación con el tamaño enorme del sistema, pero me preocupan. Si tengo 320 problemas, en un sistema de dos millones es poco, pero yo lo que quiero es eliminarlos todos».