Polémica en Vélez por la idea de nuevo escudo que elimine la escena de la reconquista

El alcalde justifica la iniciativa en la necesidad de modernizar la imagen del municipio y acabar con las críticas xenófobas al histórico emblema

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA.
Polémica. En el escudo aparece un escudero muerto y un árabe herido./
Polémica. En el escudo aparece un escudero muerto y un árabe herido.

Nueva polémica en Vélez-Málaga, esta vez a cuenta de su imagen corporativa. El equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento no quiere que en los documentos oficiales que tramita el Consistorio continúe figurando un árabe con una lanza clavada en el pecho, tal y como figura en el escudo histórico de la ciudad, que fue concedido por la reina Isabel la Católica el 14 de septiembre de 1499. «Me siento muy orgulloso de este escudo y de hecho se seguirá utilizando en los actos protocolarios, pero hoy en día Vélez debe dar una imagen de modernidad, de un municipio abierto que no tiene nada en contra de ninguna raza o religión», explicó ayer el alcalde, Francisco Delgado, justificando la iniciativa de su gobierno de gastarse 37.000 euros en la realización de un estudio para crear una nueva imagen corporativa del Ayuntamiento.

Aunque para el alcalde el estudio es absolutamente necesario ya que cada departamento está utilizando una interpretación diferente del escudo, desde el PSOE se ha criticado duramente que en la actual situación de crisis y con las necesidades que están atravesando muchas familias veleñas se invierta dicha cantidad cuando la ciudad cuenta con escudo propio desde hace más de cinco años.

Según el alcalde, la idea es que la iconización que se realizará de este histórico emblema de Vélez-Málaga resalte más la figura del Rey Fernando el Católico y suprima la del moro huyendo con una lanza clavada frente a su caballo, «entre otras razones para acabar con las críticas xenófobas».

Escudo histórico

La reina Isabel la Católica concedió en 1499 a Vélez-Málaga los símbolos más importantes de la ciudad: su sello, escudo, pendón y bandera. El escudo representa la única acción de armas en la que el rey Fernando el Católico intervino durante la guerra de Granada y más concretamente en la conquista de la ciudad veleña, que se produjo en 1487. Durante la parada militar del ejercito castellano se produjo una salida de los veleños (moriscos) que sorprendió al monarca sin armadura y le obligó a disponerse para la lucha. La audacia de un palafranero real llamado Sebastián Sánchez Pelao impidió que una lanza atravesara a Fernando el Católico. El palafranero se colocó delante del monarca evitando que resultara herido, lo que le costó la vida. En memoria de aquella gesta, el escudo de la ciudad muestra por decisión de la reina Isabel a un rey a caballo con un mozo de espuelas muerto a los pies y con los moros huyendo, uno de ellos con una lanza clavada. La concesión a Vélez de la bandera se produjo 12 años después (1499) de aquel acontecimiento.