Vecinos de Fuente Olletas exigen reorganizar el tráfico y hacer un parque en la antigua gasolinera

Demandan mejorar la señalización vial del barrio, pasos peatonales elevados en Camino del Colmenar y restaurar la fuente histórica

NOEMI R. NAVAS NRODRIGUEZ@DIARIOSUR.ESMÁLAGA.
Vecinos y comerciantes de Fuente Olletas se quejan de problemas de accesibilidad y seguridad vial en el centro del barrio. ::
 N. R. N./
Vecinos y comerciantes de Fuente Olletas se quejan de problemas de accesibilidad y seguridad vial en el centro del barrio. :: N. R. N.

En marzo de 2010, tras cinco décadas de servicio, la gasolinera de Fuente Olletas quedó reducida a escombros. Los vecinos no tardaron en pedir un parque para regenerar esa pastilla de terreno, que ubicada entre las calles Camino del Colmenar y Periodista Juanito Cortés, sigue siendo una zona de tránsito peatonal agitada y poco segura según los residentes. «Ni rastro del parque que nos prometieron, estamos peor que antes con la gasolinera, porque esto se ha convertido en un rincón sucio y peligroso para los mayores del barrio», denuncia Leonor Calafell, portavoz.

La mudanza de la estación de servicio a Ciudad Jardín puso fin a la principal queja de los residentes del entorno, quienes se quejaban de los ruidos y los malos olores que generaba el surtidor, sin embargo -lamentan-, les ha traído nuevos problemas. Los más graves, problemas de accesibilidad.

«Cuando se retiraron los restos el solar quedó en terrizo de forma provisional hasta que se asfaltara. La promesa era instalar varios bancos y naranjos para revitalizar el núcleo, pero los coches no tardaron en ocuparlo. Ahora no se puede ni andar por allí debido a los enormes socavones, incluso en las aceras, destrozadas por el trote de los vehículos», recuerda Calafell, mientras señala los desperfectos del terreno y la calzada de Periodista Juanito Cortés.

Desde la asociación de Fuente Olletas, María Castillo resalta que el compromiso de Urbanismo es recuperar este espacio ciudadano en un plazo máximo de dos meses. «Es un proyecto asequible, según nos consta ronda los 40.000 euros, pero como ahora la excusa es que no hay dinero, nos preocupa que no se haga. La zona tiene que asfaltarse urgentemente porque ya se han caído más de una decena de mayores», asegura.

Otras mejoras que demandan los vecinos están relacionadas con la seguridad vial. La velocidad a la que circulan los coches por el barrio supera con creces la permitida en ciudad, alertan. «En Camino del Colmenar cuando bajan de los Montes se saltan todos los pasos de peatones», dice Rosa Chicón, propietaria de la heladería Artesol.

Esta hostelera ha pedido al distrito Centro y al área de Movilidad la instalación de un quitamiedos en la acera de su terraza, mientras que la asociación y otros comerciantes reclaman varios pasos de peatones elevados que frene la velocidad de los vehículos. «Pago mis impuestos por tener una terraza, lo normal es que los clientes se puedan sentar en ella con la tranquilidad de no sufrir ningún accidente», reitera Chicón.

Cruce peligroso

Pero si hay un punto especialmente peligroso en Fuente Olletas es el cruce entre las calles Molinos de San Telmo y Camino del Colmenar. «El otro día pillaron a mi mujer, de 84 años, porque el semáforo se pone en verde para vehículos y peatones, y aunque los conductores deben ceder el paso a los viandantes, no lo hacen», comenta Juan Padilla.

Los vecinos reivindican reorganizar el tráfico en el barrio y señalizar las calles Toquero y Periodista Juanito Cortés, entre otras. Además, el colectivo Fuente Olletas-Victoria, exige cuidar el parque de Camino del Colmenar. «Las planchas de goma que protegen el suelo de los columpios están rotas y sucias, como todo el barrio, lo hemos denunciado varias veces al igual que la plaza, cuya fuente histórica deja mucho que desear», subrayan.