Investigadores de la UMA diseñarán robots para mejorar la vida de los mayores

Profesores y alumnos de doctorado del grupo de Robótica Inteligente de la UMA./
Profesores y alumnos de doctorado del grupo de Robótica Inteligente de la UMA.

El proyecto Movecare, con un presupuesto de 6 millones de euros, está coordinado por la Universidad de Milan y cuenta con participación de otras 14 instituciones académicas y empresas, entre ellas las universidades de Málaga y Oxford

FRANCISCO GUTIÉRREZ

El proyecto Movecare, con un presupuesto de 6 millones de euros, está coordinado por la Universidad de Milan y cuenta con participación de otras 14 instituciones académicas y empresas, entre ellas las universidades de Málaga y Oxford

Mejorar la vida de las personas mayores es el objetivo de un proyecto líder que arranca en Europa con participación de universidades y empresas privadas y en el que se contado con investigadores de la Universidad de Málaga. En concreto, el grupo de Robótica Inteligente y Percepción Artificial de la Universidad de Málaga, MAPIR, que dirige el profesor Javier González Jiménez. La participación de los investigadores de la UMA en este proyecto europeo, que coordina la Universidad de Milan, es integrar el robot en la casa de las personas mayores para que se mueva de forma autónoma e interactúe con ellas. El proyecto cuenta con un presupuesto de seis millones de euros, de los que 400.000 serán destinados al grupo MAPIR de la Universidad de Málaga.

El proyecto MOVECARE reúne a 14 socios internacionales entre empresas, universidades y centros de investigación. Además de la UMA, la presencia española la representa el centro tecnológico catalán EURECAT y el Servicio Extremeño de Salud.

Se trata de un ambicioso proyecto que combina tecnología TIC, inteligencia artificial y robótica para el desarrollo de un sistema capaz de detectar, lo antes posible, indicios de problemas cognitivos o físicos en las personas mayores, o, incluso, prevenirlos. El objetivo es montar una comunidad virtual que se sume a la social. Una plataforma inteligente donde también tengan entrada los cuidadores reales, asegura el profesor del departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Málaga.

A partir de sensores de actividad integrados en el hogar, se medirán aspectos físicos, fisiológicos y cognitivos de los usuarios, con el fin de detectar anomalías en ellos, que serán procesadas por el robot. A su vez, las comunicará al cuidador virtual, el último eslabón de este complejo entramado, un sistema de telepresencia robótica que proporciona asistencia sanitaria y social a distancia.