La verdad sobre Elcano que está por contarse

El buque escuela Juan Sebastián Elcano, fondeado en Sanxenxo (Pontevedra)./Lavandeira jr. / efe
El buque escuela Juan Sebastián Elcano, fondeado en Sanxenxo (Pontevedra). / Lavandeira jr. / efe

El V Centenario quiere cambiar el relato «incompleto y erróneo» sobre la épica gesta de los circunnavegadores

MIGUEL LORENCI

El relato sobre la gesta naval más importante de la historia, el de la circunnavegación del globo por Elcano y Magallanes, es «incompleto y erróneo». El V Centenario de la hazaña que cambió el mundo debe servir para articular y difundir un relato fidedigno, certero y riguroso que entierre falacias y tergiversaciones como las del cronista italiano Antonio Pigafetta. Así lo proponen los responsables del ambicioso programa conmemorativo que contempla 246 proyectos que se desarrollarán en todo el mundo hasta el otoño de 2022. Cuenta con 200 millones de euros de dinero público, un presupuesto «adjudicado y abierto», según el Ministerio de Cultura.

Las dos fechas clave son el 10 de agosto de 1519, cuando la expedición salió de Sevilla hacia Sanlúcar de Barrameda, desde donde partió el 20 de septiembre; y el 8 de septiembre de 2022, cuando se cumplan 500 años exactos de su regreso a España. Un periplo que se rememora con exposiciones, películas, conciertos, documentales, simposios y una recreación de la primera vuelta al mundo.

El buque escuela de la Armada, el Juan Sebastián Elcano, replicará aquel histórico periplo partiendo de Sanlúcar el 20 de octubre, según anticipó ayer el vicealmirante Ignacio Horcada, para quien la gesta de los navegantes luso-españoles «sería solo comparable a la exploración de los agujeros negros que nos permitiera trasladarnos por el espacio y cubrir distancias siderales». «Fue mucho más que otra aventura humana y no se puede comparar con la llegada a los polos, el ascenso al Everest o la llegada del hombre a la Luna», sostiene el marino y miembro de la comisión del V Centenario. «Ninguno de esos hechos supuso el cambio conceptual, de pensamiento y de la percepción humana del planeta que nos dio la expedición de Elcano y Magallanes. Tenemos un relato incompleto y erróneo, y queremos que el centenario nos ofrezca uno más certero y real de la hazaña que supuso la primera globalización y cambió la navegación», asegura el almirante.

Le respalda el ingeniero Tomás Mazón, experto en la gesta náutica, que denuncia las «inexactitudes interesadas» de relatos como el del veneciano Pigafetta, uno de los 18 supervivientes que regresaron a España en la nao Victoria «y que no menciona a Elcano». Quiere que la efeméride «ponga en valor una historia blanca que nos reconcilia con la humanidad», y rescate del olvido a personajes como Vasquito, «un niño cuando se enroló», Jorge Morisco, «el criado de Magallanes que se quedó en las Molucas», el despensero Juan de Campos, o el jerezano Ginés de Mafra, otro superviviente y «redactor de otro parcial manuscrito».

También denuncia la falacia del relato de Pigafetta, en el que se basó Stefan Zweig para glosar a Magallanes, Antonio Fernández, comisario de la exposición que los Reyes inaugurarán en septiembre en Sevilla. «Culturalmente estamos obligados a contar la historia como fue, acabar con los errores y difundirla con respeto a la verdad y al rigor».