Un cuento interactivo enseña qué es el autismo

Un cuento interactivo enseña qué es el autismo

La evolución de los niños que padecen el trastorno del espectro autista es muy distinto en cada uno, y, además de paciencia y constancia, son útiles los apoyos visuales y la planificación. Una app pretende educar a los más pequeños sobre esta enfermedad

REDACCIÓNpamplona

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de por vida a la persona en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación y el comportamiento, que, en ocasiones, se ve marcado por patrones repetitivos y estereotipados. «Es un trastorno cuya prevalencia no ha dejado de incrementarse en los últimos años, ya que se han multiplicado los casos de TEA detectados y diagnosticados en el mundo», asegura Amaya Áriz, presidenta de la Asociación Navarra de Autismo (ANA), con motivo del lanzamiento de un cuento interactivo para niños autistas, realizado con la colaboración de Laboratorios Cinfa y la Fundación Atiende, titulado Bruno & Pumballoo: El concierto.

«Actualmente, se estima que 1 de cada 68 niños que nacen podría presentar un trastorno de este tipo», prosigue Áriz. «Solemos decir que los niños con autismo son pensadores visuales, porque en su cabeza tienen imágenes, no palabras. Por nuestra parte, tenemos que intentar hacer nuestro mundo lo más visual posible, dibujando o usando pictogramas para cualquier actividad».

Los siete consejos para convivir con un niño o niña que padece el trastorno del autismo, según los expertos, son:

1. Conocer el trastorno. Cuando el niño y la familia han recibido el diagnóstico, es necesario un trabajo de formación sobre el TEA para que, especialmente los padres, sean conscientes de qué es y qué implica convivir con ello.

2. Establecer una rutina y aprender a anticiparse. Mantener unos horarios regulares y muy estructurados, y mostrarle al niño qué es lo que va a hacer ese día o qué va a pasar cuando vaya a un sitio. Para ellos, las agendas visuales de los próximos planes o actividades son muy útiles.

3. Buscar el contacto ocular y usar siempre apoyos visuales. Siempre que haya que decirle algo, debemos intentar que nos mire a los ojos. Es mejor agacharse y ponerse a su altura para hablarle. Además, los niños precisan apoyos visuales, incluso en los juegos.

4. Gestionar las rabietas. Los momentos de enfado o disgusto pueden ocurrir en cualquier momento, y cuando esto suceda, hay que tener preparado en casa un espacio tranquilo, con algún juguete preferido y cojines, para gestionar y sobrellevar adecuadamente las rabietas.

5. Paciencia. Las personas con autismo tardan en responder a cualquier pregunta. Es mejor darles tiempo y no insistir, porque esto puede llevarnos a la frustración, tanto del niño como del adulto. Además, recuerda que este trastorno es una carrera a largo plazo y que puede resultar muy cansada para todos.

6. Constancia, sin límites a su evolución. El trabajo debe ser constante, diario y muy regular. Como el trastorno evoluciona de manera distinta en cada uno, la actitud debe ser abierta.

7. Preparar al entorno. Es mejor informar con claridad a las personas cercanas del trastorno que sufre tu hijo, de cómo y qué puede ocurrirle en reuniones sociales con demasiada estimulación sensorial para que su reacción no suponga más dificultades.

Bruno & Pumballoo puede descargarse para dispositivos iOS y Android.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos