Amazon empieza a enviar paquetes falsos para pillar a repartidores fraudulentos

Amazon empieza a enviar paquetes falsos para pillar a repartidores fraudulentos

La pérdida de numerosos envíos ha llevado al gigante estadounidense a tomar cartas en el asunto e implantar un sistema oculto de seguimiento

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Amazon, que en 2017 facturó 177.900 millones de dólares, ha decidido poner fin a una práctica que le está suponiendo un goteo constante de dinero. Según recoge el portal BusinessInsider, el gigante estadounidense, a raíz de la gran cantidad de envíos que pierde, ha ideado un sistema para cazar a los repartidores fraudulentos.

El procedimiento es sencillo. Con aquellos envíos que por alguna razón tienen un código de seguimiento erróneo, los repartidores tienen tres opciones: avisar a la central para solucionarlo, devolverlo al almacén cuando concluya su jornada o quedárselo. Si deciden hacer esto último, al no funcionar el seguimiento, no quedaría constancia de en qué punto se perdió.

Las quejas de usuarios a los que no les llegan sus envíos y la pérdida monetaria que supone es lo que ha fomentado que Amazon envíe los llamados «paquetes vacíos». Mediante este sistema, la compañía manda cajas con artículos insignificantes y códigos que dan error cuando el transportista los introduce en la app, aunque en realidad, están llevando un seguimiento oculto.

De esta forma, si el repartidor no llama a la central o devuelve el envío al almacén al finalizar el día, sabrán que se lo ha quedado y tomarán las medidas oportunas. Tal es la magnitud de los robos, que según una encuesta que realizó en 2017 la empresa Shorr, el 31% de los compradores dice haber sufrido robos en sus envíos.

Este sistema, aunque lo está implementando ahora Amazon en sus repartidores propios, es una técnica habitual entre las empresas de mensajería. Conocidas como «entregas de control», sirve no solo para detectar a ladrones, sino también para conocer los tiempos reales de entrega.

Temas

Amazon
 

Fotos

Vídeos