Puigdemont y Junqueras recurren para poder ser eurodiputados

Las defensas afirman que llevarán sus restricciones al Tribunal de Justicia de la UE porque ya tienen inmunidad parlamentaria europea

C. R.

barcelona. Las defensas del presidente de ERC, Oriol Junqueras, y del procesado en rebeldía Carles Puigdemont siguen batallando para que sus clientes puedan recoger el acta de eurodiputados sin cortapisas judiciales. El abogado de Junqueras, en prisión preventiva, presentó ayer un recurso de súplica ante el Tribunal Supremo en el que reclama que se le deje acudir hoy al Congreso para poder recoger el acta de eurodiputado. Una posibilidad que el mismo tribunal le denegó el pasado viernes.

La defensa argumentó que impedir su salida de la cárcel para jurar o prometer el cargo ante la Junta Electoral Central (JEC) supone una vulneración de sus derechos fundamentales, como «el de ser elegido y ejercer sin perturbaciones las tareas de representación política», recogido en los artículos 23 de la Constitución y tres del Protocolo del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Recuerda que Junqueras pudo concurrir a las elecciones europeas sin ningún obstáculo y concluye: «¿Qué sentido tendría la participación de mi mandante en las elecciones si no puede ni tan siquiera atender al primer trámite establecido en su condición de parlamentario electo?».

El letrado Andreu van den Eynde afirma que «la inmunidad parlamentaria europea opera ya respecto a Junqueras desde el momento de su proclamación», por lo que argumenta que no poder recoger el acta sería un bloqueo. En el caso de que no les den la razón, anunció que preguntará al Tribunal de Justicia de la UE, el mismo órgano al que acudirá la defensa de Puigdemont si la Junta Electoral no le incluye hoy en la lista de eurodiputados electos.

Según la JEC, Puigdemont debe ir a Madrid a jurar la Constitución si quiere ser eurodiputado, pero la consecuencia sería su detención, después de que el juez Llarena, instructor del 'procés', mantuviera activa esta semana la orden. Sin embargo, su abogado Gonzalo Boye negó ayer que el juramento sea un «requisito insubsanable» porque su nombramiento fue publicado en el BOE.