PSOE y Podemos controlarán la Diputación

Ambas formaciones pactan para sumar más representantes que PP, Ciudadanos y Vox en este órgano del Congreso

A. A.MADRID.

Las profundas diferencias en la negociación para la investidura de Pedro Sánchez no impiden a PSOE y Unidas Podemos avanzar en otros pactos paralelos. Lo hicieron para asegurarse la mayoría de la izquierda en la Mesa del Congreso y lo han vuelto a hacer ahora para controlar la Diputación Permanente, el órgano que reemplaza al Pleno de la Cámara baja en periodo vacacional. En el reparto, los socialistas y la formación morada se han asegurado 33 representantes frente a los 29 que suman PP, Ciudadanos y Vox. Las fuerzas progresistas, no obstante, se quedan a dos diputados de la mayoría absoluta, por lo que necesitarían a Esquerra y PNV o al grupo mixto para asegurarse, al menos con abstenciones, la mayoría. Donde no ha habido acuerdo es en la organización de las comisiones del Congreso, debido a las discrepancias entre los grupos en relación al número de diputados que deben conformarlas. La reunión de ayer de la Mesa del Congreso trató también las quejas de Ciudadanos y PP por la falta de control al Gobierno en funciones en los meses que han transcurrido desde las elecciones generales. En este sentido, la presidenta del máximo órgano de control de la Cámara baja, Meritxell Batet, recordó al presidente del Gobierno la obligación, aunque esté en funciones, de comparecer para explicar los acuerdos del último Consejo Europeo.