Las instituciones ya no ocultan sus críticas a la gestión de Al-Thani

Bendodo (segundo por la izquierda), De la Torre (a su lado) y Salado (cuarto por la derecha), en La Rosaleda hace unos días con sus carnés de abonado. /Salvador Salas
Bendodo (segundo por la izquierda), De la Torre (a su lado) y Salado (cuarto por la derecha), en La Rosaleda hace unos días con sus carnés de abonado. / Salvador Salas

De la Torre afirma que «si no se está a la altura hay que dar un paso a un lado y buscar alguien que pueda gestionar el club», y Bendodo y Salado le respaldan en su discurso

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La afición ha estallado en un clamor contra el jeque, las redes sociales echan humo y no se van a calmar en las próximas horas, y las tres instituciones (Ayuntamiento de Málaga, Diputación Provincial y Junta de Andalucía), cuyos máximos responsables son abonados del Málaga, también tuvieron un discurso crítico en palabras a este periódico en relación a la deriva de la entidad de Martiricos.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, fue quizás el más duro, en un tono visiblemente más encendido respecto a intervenciones suyas en el pasado relativas a la gestión de Al-Thani. «Creo que hay muchas razones para esta indignación. Sin ser experto en la materia, no se ha aprovechado el tiempo ni los años de bonanza. Subieron los derechos televisivos y no se ha sabido manejar. Además, no se ajustaron los gastos a la realidad cuando se bajó a Segunda». Incluso, fue más allá al afirmar que «hay que gestionar mejor por parte del propietario y, si no se está a la altura, dar un paso a un lado y buscar alguien que pueda gestionar el club, en una ciudad que es importante y con proyección europea«.

De la Torre no descartó que puede intermediar en favor de esto. «Abierto estoy a la colaboración para buscarlo -dijo-, pero debe haber una disponibilidad de la familia Al-Thani». Queda claro que la sintonía ha ido a menos con el transcurso de los años.

«Lo ocurrido ahora con los fichajes es difícil de digerir para una afición que lo ha dado todo siempre» elías bendodo

En una línea parecida, quizás con menos intensidad en su crítica, el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, manifestó que entiende el malestar actual en el malaguismo. «El corazón y el empuje de todos los malagueños están con su club y con su equipo. Después de bajar de categoría lo ocurrido ahora con los fichajes es difícil de comprender y digerir para una afición que lo ha dado todo siempre por los colores del Málaga, en los buenos y malos momentos que ha vivido el club. El fútbol es mucho más que un deporte; es una afición colectiva que despierta pasiones y sentimientos encontrados, los mismos que afloran ante esta deriva difícil de explicar».

Asimismo, Bendodo, buen seguidor, no se explica que la entidad se halle en una tesitura tan complicada, con un proyecto con escasas aspiraciones al ascenso: «Málaga es una gran provincia que merece un equipo en Primera División, pero por encima de todo los malagueños merecen el respeto de su club. Nos esforzamos a diario por mantener la marca Málaga como uno de los lugares más pujantes, dinámicos y atractivos de Europa, y es de justicia esperar que el Málaga nos acompañe en esa posición con el mismo esfuerzo y compromiso«.

«Estamos, como todo el mundo, sorprendidos y preocupados por los últimos acontecimientos» Francisco salado

Por su parte, el presidente de la Diputación, Francisco Salado, no ocultó su pesar por lo sucedido el lunes: «Estamos, como todo el mundo, sorprendidos y preocupados por los últimos acontecimientos. El Málaga tiene que ser noticia por lo que ocurra en el terreno de juego y no por lo que pase o no pase en los despachos. Debe tener una gestión de la que su afición, la mejor que hay, se sienta orgullosa y no avergonzada».

Dicho esto, el responsable provincial destacó que su institución nunca le volverá la espalda a la entidad: «Pero nuestro apoyo es en las duras y en las maduras. Estamos con los jugadores, con el entrenador y con la afición, convencidos de que se puede dar la vuelta a la situación. Este equipo y este club han pasado situaciones peores antes, y si algo ha demostrado es su resistencia«. Por último, lanzó como aviso: »Creemos que el propietario aún está a tiempo de demostrar más cercanía y sensibilidad y de ser consciente de que el Málaga no es una empresa, es un sentimiento, una ilusión y un compromiso para sus miles de socios, aficionados y seguidores«.

«