Málaga, punto de partida del Malasmadres OnTour

Laura Baena, esta mañana en Málaga ./Salvador Salas
Laura Baena, esta mañana en Málaga . / Salvador Salas

El auditorio Edgar Neville y La Térmica acogen el 21 de febrero la primera parada de este encuentro impulsado por la creativa malagueña Laura Baena, al frente de un club que ya reúne a más de 600.000 mujeres que luchan por la conciliación y la igualdad

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

«Esto no podía empezar en un sitio diferente a Málaga, mi 'tierrasanta', donde están mis raíces y donde comenzó todo». Para Laura Baena (Málaga, 1981), ese 'todo' comenzó hace 16 años, cuando recién terminada la carrera de Publicidad decidió hacer las maletas y marcharse a Madrid a «cambiar el mundo y a dejar su huella». Entre sus sueños, «ser la mejor creativa de España», un camino que sin embargo abandonó dos años después de ser madre porque le resultó imposible conciliar. Pero renunciar a ese primer sueño no le impidió dejar su huella, en este caso a través del Club Malasmadres, un proyecto que surgió como un desahogo en redes sociales ante la dificultad de «llegar a todo» y que en apenas cuatro años se ha convertido en una comunidad compacta de más de 600.000 'malasmadres' que, como ella, «compraron una idea obsoleta de maternidad y que descubrieron que en el momento en que tienes hijos ya todo es más difícil».

Hoy, ese proyecto que alumbró Baena en el salón de su hogar, cada noche cuando su hija se dormía, es un 'lobby' de referencia en España en temas de maternidad, conciliación y corresponsabilidad. Y con esa «enorme responsabilidad» –admite ahora- de ser la voz de miles de mujeres que dan forma a una realidad social creciente, el Club de Malasmadres afronta un nuevo reto: el Malasmadres OnTour, una gira por seis ciudades españolas que arranca en Málaga y que trata de dar voz a ese colectivo que cada vez tiene más cosas que decir. La cita será el próximo 21 de febrero en horario de tarde noche, y esta mañana ha sido presentada en el salón de los Pasos Perdidos de la Diputación con lleno total: decenas de seguidoras y admiradoras (muchas de ellas con carritos de bebé) han acudido a la rueda de prensa de Laura Baena, que vuelve «a casa» 16 años después de aquel sueño que la llevó a Madrid y que ahora cambia el mundo, pero de otra manera.

Más

«Lo que nunca iba a imaginar es que, al final, mi gran idea iba a surgir de una crisis existencial como ser madre», admitía esta mañana la creativa, que ha estado acompañada de algunas de las protagonistas de ese encuentro que se celebrará entre el Auditorio Edgar Neville de la Diputación y La Térmica y para el que ya se han reservado el 60% de las entradas (para inscribirse es necesario hacerlo en clubdemalasmadres.com). En concreto, la 'malamadre jefa' ha comparecido ante los medios con la vicepresidenta de la Diputación y responsable de Igualdad, Ana Carmen Mata; la ilustradora malagueña Pedrita Parker y la presidenta del colectivo de mujeres empresarias de Málaga (Amupema), Macarena Regueira. Parker y Regueira, junto con la periodista de SUR Regina Sotorrío, darán forma a la mesa redonda y de debate que marcará el pilar de este Malasmadres OnTour, donde también habrá «monólogos, talleres y muchas más sorpresas», avanzaba en su intervención de esta mañana la propia Baena. Además, las asistentes al evento podrán aprender también sobre hábitos saludables y salud emocional de la mano de dos expertas muy reconocidas en sus ámbitos y que acumulan otra importante legión de seguidores en redes sociales: son Boticaria García, doctora en Farmacia y nutricionista; y Patricia Ramírez, psicóloga del Deporte y la Salud.

El nexo de unión de todas las actividades está en la necesidad de hacer ver «que la conciliación es un tema que nos afecta a todos, a hombres y a mujeres, y tengamos o no hijos», ha destacado la creativa malagueña, quien ha apoyado su reflexión en el dato de que «seis de cada diez mujeres se ven obligadas a renunciar a su carrera profesional cuando son madres».

Salvador Salas

En ese complejo equilibrio se mueve desde que fue madre, hace veinte meses, la ilustradora malagueña Estefi Martínez, conocida en la industria como Pedrita Parker, quien ha compartido una experiencia sobre la maternidad muy similar a la de la propia Laura Baena, a la que une además una amistad muy estrecha. «Soy ilustradora para grandes marcas y puedo seguir en la locura de ser madre y emprendedora gracias a que tengo a un 'buenpadre' al lado, que renunció para sacar este proyecto adelante», ha admitido Martínez. Y eso –ha destacado- «no debería ser una suerte, sino algo que ya asuma la sociedad como necesario».

Por su parte, Regueira ha confirmado la «enorme dificultad» que representa para muchas mujeres «el tener que elegir en un momento de sus vidas si quieren ser madres o seguir apostando por su carrera profesional». «Y hay que cambiar el chip para que no tengamos que elegir si queremos ir hacia un lado o hacia otro», ha reivindicado la presidenta de Amupema, que agrupa a 200 mujeres empresarias de la provincia.

En la misma línea, la vicepresidenta de la Diputación ha insistido en la idea de que los políticos recojan la «voz y el sentimiento» de realidades sociales como la que representa el Club Malasmadres, y ha recordado cuando hace unos años la propia Baena iba de la mano de la Diputación «por los pequeños pueblos de la provincia» exportando su idea de que «es una obligación de todos intentar acabar con las ideas y los estereotipos». Ahora, 16 años después, la 'malamadre jefa' sigue con esa lucha, aunque ya no lo hace sola: más de 600.000 mujeres la respaldan en esas ganas de «cambiar el mundo». Y la primera parada de ese nuevo reto está en Málaga.