La huelga de Renfe dejará este miércoles menos AVE y Cercanías en Málaga el inicio de la feria

Trenes en la estación María Zambrano de Málaga. /Sur
Trenes en la estación María Zambrano de Málaga. / Sur

Siete trenes de alta velocidad dejarán de conectar con Madrid, mientras que habrá servicios mínimos en los de la Costa y el Guadalhorce para asistir a los fuegos

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La segunda jornada de huelga en Renfe de la serie convocada por el sindicato CGT dejará este miércoles menos conexiones mediante alta velocidad y Cercanías, en una jornada de especial incidencia en Málaga, pues coincide con el arranque de la feria de agosto en la capital; así como con el puente del día 15 y con el cambio de quincena vacacional de agosto.

En el caso de los AVE, no circularán siete composiciones: las salidas de Málaga previstas a las 11.02, 15.00 y 19.05; y las de Madrid de las 9.35, 15.35, 17.35 y 19.30, según los datos disponibles en la web de la compañía. En todos los casos, los clientes afectados serán redirigidos al convoy que partirá en el horario siguiente al cancelado, aunque los viajeros también tendrán derecho a cambiar su billete a otro día o a la devolución del dinero sin coste.

Menos trenes de Cercanías

Sobre los Cercanías, lo peor vendrá por el hecho de que parte de los paros parciales se desarrollarán entre las 20.00 horas y la medianoche, que es justo el horario en el que muchos ciudadanos y visitantes de la Costa y del Guadalhorce aprovecharán este medio de transporte para acudir al espectáculo de fuegos artificiales que da inicio a la feria de Málaga. En algunos intervalos, los servicios mínimos supondrán que los trenes desde Fuengirola circularán cada media hora, y no cada 20 minutos como es habitual, según aparece en la web de la operadora.

Los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento cubren en las líneas de proximidad la mitad del servicio, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de 'hora punta'. También están garantizados el 78% de los AVE y Larga Distancia y el 65% de los trenes de Media Distancia. En su resolución, el Ministerio de Fomento pone de relieve que se trata de días de «excepcional movimiento de viajeros». «Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes».

CGT tachó entonces los servicios mínimos de «desmedidos», y denunció que Fomento «roza la prevaricación» y genera un gran desequilibro entre «el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad». CGT aseguró que con las medidas habituales de Renfe ante la supresión de trenes el retraso de los viajeros será de un máximo de dos a cuatro horas. Como término general, los paros transcurrirán entre las 12.00 y las 16.00 y entre las 20.00 y las 24.00 de cada uno de los cuatro días. El sindicato demanda con estas movilizaciones un aumento de la tasa de reposición, el «freno» de la externalización de servicios y un impulso a la promoción interna y a la conciliación.