«Nadie nace siendo un buen orador, hay que practicar»

Andrea Alonso. :: félix palacios/
Andrea Alonso. :: félix palacios

A. JIMÉNEZ

Málaga. Andrea Alonso nació en Málaga en 1998 y estudió en el Colegio San Estanislao de Kostka, curiosamente en la misma clase que Ana Messa. Ellas se conocían antes de entrar en Cánovas Fundación, y una vez en la Escuela de Debate formaron equipo con Adriana y Cristina. Ahora todas forman una pequeña familia.

«Nadie nace siendo un buen orador, tienes que ponerlo un poco en práctica. Hay que quitarse el miedo, probar la experiencia de ir a los torneos y confiar en ti mismo», asevera. De hecho, ella misma confesó que es muy insegura y que cuando empezó a adentrarse en el mundo del debate le aterraba hablar en público. «Casi todo el mundo que se apunta al principio le da pánico, vienen a aprender, y mira, pueden acaban ganando un campeonato», como fue su caso. Pero no todo ha sido un camino de rosas, porque en el propio equipo el exceso de confianza se volvía, en ocasiones, en su contra. «Chocábamos a diario cuando preparábamos los debates. Pero cada torneo es una experiencia diferente porque son distintas ciudades, personas... Puedes vivir muchas experiencias pero cada una tiene algo especial».

Sí es cierto que las cuatro chicas fueron bastante negativas durante la competición, «muchas veces como tú piensas que lo has hecho no se corresponde con la realidad. Al final no perdimos ningún debate, los ganamos todos. Sabemos trabajar muy bien juntas». «Yo estudio Derecho y todo en lo que me quiero especializar prácticamente es hablar en público, por lo tanto el debate me viene muy ligado», afirma Andrea Alonso, que ha ganado mucha seguridad en sí misma y tiene muy claro que integrará todo lo aprendido a su vida profesional.

ANDREA ALONSO Estudiante de Derecho«Cuando empecé me daba pánico hablar en público, pero esto me ha dado mucha seguridad»

Andrea Alonso también da clases a niños en varios colegios de la capital junto con sus compañeras. Todas ellas aprenden de los más pequeños y de las capacidades de oratoria que pueden llegar a desarrollar en tan poco tiempo.